La gruta que inspiró a Julio Verne y a Pink Floyd

Ubicada en el islote de Staffa, en el archipiélago de las Hébridas interiores de Escocia.

Gruta Fingal

Foto: iStock

Gruta Fingal

Lo que hace especial a la Gruta de Fingal son las columnas de basalto hexagonales. Su similitud con la estructura de la Calzada de los Gigantes advierten de un mismo origen volcánico. Pero también lo hace especial su magnitud (22 metros de alto y 82 de ancho), su forma de cueva y los sonidos que produce el eco del romper de las olas. Un naturalista se topó con la cueva en 1772, cuando se bautizó como la Gruta de Fingal (Fionn mac Cumhaill), héroe de un poema del escocés James Macpherson. A partir de ese momento, la cueva se dio a conocer y artistas como Turner se inspiraron en ella para pintar Staffa, la cueva de Fingal. Keats, Jules Verne e incluso la reina Victoria la visitaron. A día de hoy, se puede acceder a ella a bordo de cruceros, pero para los más atrevidos, también existe la posibilidad de ir hasta Staffa y de allí saltar de roca a roca hasta llegar a la gruta.

Más ubicaciones exactas.

Artículo relacionado

Bothies esocia

SOLO PARA OUTLANDERS

Escocia
de 'Bothy' en 'Bothy'

Compártelo