El guerrero que se convirtió en una deidad

La escultura mide 58 metros y está construida con más de 4.000 tiras de bronce.

Guan Yu

Guan Yu

El ceño fruncido, la mirada clavada en el objetivo y la posición de combate delatan la naturaleza del hombre al que esta estatua gigante homenajea. Se trata de Guan Yu, un general chino famoso por sus victorias durante el período de los ‘Tres Reinos’. Después de caer en batalla, su figura fue venerada y ascendió a la categoría de dios. Tal es su fama en la cultura china que en 2016 se construyó esta enorme efigie en su memoria en el parque de la ciudad de Jingzhou. La pieza está construida con más de 4.000 tiras de bronce, mide 58 metros de alto y solo el sable que blande pesa más de 130 toneladas. Por si eso no es suficiente, en el interior de la escultura se encuentra un museo de más de 8.000 metros cuadrados. Auténtica arquitectura colosal para un hombre que ocupa un lugar especial en el imaginario chino.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo