La iglesia barroca a la sombra de los Alpes

Ubicada en el Valle de Funes, conforma una de las mejores panorámicas de Tirol del Sur.

Chiesetta di San Giovanni

Foto: iStock

Chiesetta di San Giovanni

Corría 1744 cuando a los pies de las Dolomitas, bajo el grupo Odle, se erigió la pequeña iglesia de San Giovanni. Fue concretamente en la granja de Ranui, ubicada en el Valle de Funes de Tirol del Sur, donde Michael von Jenner encargó construirla. Desde entonces, los colores blanco y teja de su exterior resaltan frente al verde del prado Ranui y una imponente cadena montañosa que en invierno se tapiza de blanco.

Su interior destaca por las pinturas barrocas dedicadas al santo patrón de la iglesia, San Juan de Nepomuceno, ubicadas en los laterales del altar. En la fachada del muro de entrada hay un fresco con la imagen del santo patrón, y la estrella que corona la cúpula de cobre hace referencia al martirio de Juan, que fue arrojado al río Moldava.

En un viaje a esta zona de Italia, también hay que visitar Santa Maddalena, el sendero que asciende hasta el refugio Genova y Col di Roma, desde donde obtener las mejores panorámicas. Y, para los más deportistas, destacan los montes Sass Rigais y Furchetta.

Seguir Viajando

Italia

Dolomitas

Compártelo