La Iglesia de la Paz de Westfalia

El plazo para construirla era de un año y debía de ser íntegramente de madera

La Iglesia de la Paz de Westfalia

Foto: iStock

La Iglesia de la Paz de Westfalia

Allá en el 1656, cumpliendo con los términos del tratado bautizado como ‘La Paz de Westfalia’, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Fernando III de Habsburgo, hizo una concesión a los luteranos de la región de Świdnica. Aquel mismo año les concedió a regañadientes que erigieran una iglesia, pero puso un seguido de condiciones: no debía tener aguja ni campanas y debía estar hecha de madera, arena, barro y paja.

No contento con esto también ordenó que se construyera fuera de las murallas de la ciudad, lejos de las iglesias católicas, y les dio un plazo muy breve: un año. Los luteranos contrataron a un ingeniero y a un carpintero y rápidamente levantaron la Iglesia de la Paz, con capacidad para 7.500 fieles. Actualmente puede visitarse, aunque el tiempo la ha desgastado y deformado. Esta iglesia, junto a otra Iglesia de la Paz en Polonia, se sumaron a la lista de lugares que son Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2001.

Más ubicaciones exactas.

Seguir Viajando

Polonia

Compártelo