La iglesia que posee una bomba en su interior

Situada en Mosta (Malta), esta iglesia sobrevivió de manera milagrosa al impacto de una bomba de 200 kilos mientras se oficiaba una misa. Todos los allí presentes salieron ilesos.

Iglesia de Mosta

Foto: iStock

Iglesia de Mosta

La iglesia de Mosta no debería existir, mejor dicho, si no hubiera ocurrido lo que muchos catalogan como un milagro, ahora no quedaría ni una sola pared en pie. El 8 de abril de 1942, el ejército nazi lanzó una bomba de 200 kilos sobre el templo situado en Mosta, una de las ciudades más habitadas de Malta. El artefacto abrió un hueco en la cúpula -la tercera más grande de Europa- pero sorprendentemente no detonó. De haberlo hecho hubiera provocado una sangría, y es que en el momento del impacto se estaba oficiando una misa. En la actualidad, la iglesia guarda en su interior una réplica de misil, que por suerte no provocó ningún desperfecto que no fuera fácilmente reparable.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo