El lago que sirve de hogar a un ser fabuloso

En los Highlands de Escocia, además de por su belleza es famoso por ser la guarida de Nessie.

lago ness

Foto: Istock

lago ness

Fue en 1934 cuando el Daily Mail publicó la famosa foto en la que se identificaba un largo cuello surgiendo de las frías aguas del lago: era la prueba fotográfica de la existencia de Nessie. Muchos dicen que la historia de este ser se puede rastrear hasta el siglo VI, otros que no, que es mucho más reciente. Sea como sea, la posible existencia de un animal antediluviano que habita bajo su superficie ha calado tan profundamente en el imaginario popular que ha elevado a celebridad mundial a este lago escocés.

Con el tiempo, se descubrió que la famosa foto no era más que un montaje de un tal Marmaduke Wetherell, pero el mito ya estaba alimentado y por entonces en lago Ness ya era una de las coordenadas favoritas de los buscadores de misterios del mundo. Será real o sólo producto de la fantasía de los criptozoólogos, ¿quién puede decir si existe o no lo fabuloso? Sólo el castillo de Urquhart puede guardar el secreto. No en vano, lleva desde el S. XIII observando desde la rivera el lago. ¿Qué secretos nos podría contar esta bella ruina? En definitiva, el lago Ness alcanza en algunos puntos hasta 230 m de profundidad y eso son muchos hectómetros cúbicos donde esconderse.