El lago que esconde un tesoro

Ubicado al este de Serbia, el manantial Krupajsko Vrelo es un oasis ecológico.

Krupajsko Vrelo

Foto: iStock

Krupajsko Vrelo

Cuenta la leyenda que las montañas de Homolje se tragaron una gran cantidad de oro y lo escondieron en la Cueva Dorada, ubicada en las profundidades de las aguas termales Krupaj. También cuenta que el tesoro está protegido por el espíritu acuático de Tartor y que, cada año, el "día del diablo", toca los tambores y llama a otros espíritus. Pero el manantial no es solo una leyenda. Es también un oasis ecológico repleto de plantas ubicado en el lado occidental de la montaña Beljanica a 220 metros sobre el nivel del mar. A parte de por su belleza, la importancia de estos manantiales pasa por la cantidad de agua que acogen.

Más ubicaciones exactas.

Artículo relacionado

Kazan

Ruta ciclista EuroVelo 6

El Danubio de Serbia a golpe de pedal

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores