La laguna que embelesó a Antonio Machado

Encajada entre picos de 2.000 metros se encuentra la laguna negra, la mayor cubeta glaciar de la sierra de Urbión.

Laguna Negra, Soria

Foto: iStock

Laguna Negra, Soria

La Laguna Negra, la mayor cubeta glaciar de la sierra de Urbión, se encaja entre picos de 2.000 metros que también cobijan la cuna del río Duero. Desde Vinuesa se puede llegar en coche hasta la laguna, pero cuando la afluencia de visitantes es alta se recorren a pie los dos últimos kilómetros, a través del encantador valle de Revinuesa, entre pinos y hayas de gran tamaño. Sus aguas oscuras, el silencio de sus bosques y las formas afiladas de los roquedos han hecho de este lugar una fuente inagotable de leyendas, como la que asegura que no tiene fondo o la que dice que por las noches salen de ella gritos desgarradores. Antonio Machado se inspiró en éstas y otras historias cuando descubrió la tierra de Alvargonzález (1910), tras quedar atrapado allí por una tormenta.

Compártelo