De embajada a atractivo turístico

Ciudadanos y diplomáticos estadounidenses permanecieron encerrados durante 444 días.

Embajada Estados Unidos Teherán

Foto: iStock

Embajada Estados Unidos Teherán

Con nuevos grafitis se despertó el pasado fin de semana la antigua embajada de Estados Unidos en Teherán. ¿El motivo? La celebración del 40 aniversario del asalto a la embajada estadounidense, que tuvo lugar el 4 de noviembre de 1979. Ese día, el edificio diplomático fue asaltado por estudiantes iraníes cuando el Sha Mohammed Reza Pahlevi se encontraba en Estados Unidos para recibir tratamiento médico. Lo que se inició como una sentada, acabó con la toma de 66 rehenes durante 444 días. Conocida como la crisis de los rehenes, se prolongó hasta el 20 de enero de 1981 y supuso la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Irán y el país norteamericano. Los nuevos grafitis sustituyen los que han cubierto durante años la antigua embajada, que ahora es el Museo del 13 de Aban o ‘Nido de Espionaje’.

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores