La mezquita semiabandonada donde nació un imperio

Emplazado dentro de la fortaleza de Tinmal (Marruecos), este templo vio nacer el califato almohade.

iStock-1221856274

Foto: iStock

iStock-1223272543

Incluso hoy en día, llegar a Tinmel es una tarea ardua. A 100 kilómetros al sur de Marrakech y situado en una garganta en pleno corazón del Atlas, este bastión medieval sigue siendo un lugar bastante innacesible. Diríase, incluso, que es un lugar olvidado en el tiempo. Y sin embargo, su importancia histórica es sobresaliente, ya que aquí se refugió Muhámmad ibn Túmart tras ser desterrado de Marrakech en el siglo XII y aquí fundó el movimiento religioso de los Almohades, una corriente más tradicional y coránica que la Almorávide que por entonces controlaba gran parte del Magreb.

Muhámmad ibn Túmart no solo se escondió en estas coordenadas, sino que due aquí donde se defendió de los ataques del régimen de entonces junto a sus seguidores, la mayoría bereberes. Para ello, construyó una fortaleza con una mezquita en su interior, haciendo de este lugar el corazón del que luego sería el imperio almohade, el mismo que llegó a controlar parte de la Península. Lo curioso es que hasta los años 90 del siglo pasado, en Marruecos nadie se preocupó por este lugar. Hace veinte años se decidió restaurarlo y convertirlo en un memorial sin perder la función religiosa del mismo. Eso sí, esta mezquita es una de las dos que puede ser visitada por no religiosos en el país (la otra es la de Hasan II, en Casablanca).