El museo que flota sobre las calles

El proyecto icónico de Lina Bo Bardi tiene un vano libre de 74 metros que se extiende bajo cuatro enormes pilares en la Avenida Paulista.

MASP

Foto: iStock

MASP

El principal icono de la arquitectura brutalista brasileña tiene nombre y apellido, se trata del Museo de Arte de São Paulo, el famoso MASP. Inaugurado en 1968 en la Avenida Paulista, el museo con el mayor vano libre de América Latina fue un proyecto de la arquitecta ítalo-brasileña Lina Bo Bardi.

Los 74 metros de vano libre bajo cuatro gigantescos pilares rojos parecen desafiar la gravedad. Pero la estructura es tan robusta, que sostiene más de 11.000 obras, entre pinturas y esculturas que abarcan la producción europea, africana, asiática y americana.

La colección más importante de arte europeo del hemisferio sur se encuentra en el MASP, con obras como el Retrato de Suzanne Bloch de Picasso, Rosa y Azul de Renoir y Paseo en el crepúsculo, de Van Gogh. Además de obras que reflejan la cultura y la historia de Brasil, como Retirantes, de Portinari y A estudante, de Anita Malfatti.

El MASP tiene importancia cultural y simbólica en la ciudad. Es el lugar donde se reúnen los activistas para las principales manifestaciones políticas del país, y el telón de fondo de eventos como el carnaval, la nochevieja y el desfile del orgullo LGTBIQ+ de São Paulo, uno de los más importantes del mundo.