Una obra de arte convertida en micronación

Este estado tiene monarquía y una lengua de dos palabras

Una obra de arte convertida en micronación

ladonia.org

Una obra de arte convertida en micronación

En la reserva natural de Kullaberg, al sur de Suecia, unas altas y extrañas esculturas situadas en una playa de rocas se esconden tras una montaña: es Ladonia, una de las naciones más pequeñas del mundo. La historia de esta región tiene su origen en 1980, cuando el artista Lars Vilks decidió construir una especie de torre con la madera escupida por el mar. La bautizó con el nombre de Nimis, y a esta le siguieron otras tantas, unidas entre ellas por un laberinto que conecta la ladera de la montaña con la playa donde se encuentran.

Tras varios enfrentamientos con el gobierno sueco, el escultor proclamó la nación independiente de Ladonia en 1996, constituida como una monarquía republicana, que cuenta con ministerios como el de Todas las cosas que no existen virtualmente, el de Ciudadanos alienígenas o el de los Corazones Rotos, entre otros. La micronación además tiene bandera, himno, moneda (el örtug) y lengua propia, la cual consiste sólo en dos palabras: waaaall y ÿp.

Más ubicaciones exactas.

Seguir Viajando

Suecia

Compártelo