El observatorio más antiguo del mundo

Solo para construir el túmulo, hicieron falta 200.000 toneladas de piedra. Como lo llevaron a cabo todavía sigue siendo una incógnita.

Newgrange, Irlanda

Foto: iStock

Newgrange, irlanda

Más antiguo que las pirámides egipcios e incluso que Stonehenge, este complejo megalítico estuvo a punto de convertirse en una cantera para extraer la cuarcita blanca de Wicklow que bordea el monumento. Afortunadamente no fue así, y en la actualidad se organizan visitas guiadas. En su interior se encuentran megalitos recubiertos de pinturas rupestres y pictogramas tallados en la roca.

Con una antigüedad de más de 5.000 años, Newgrange es el monumento más antiguo de Irlanda, y uno de los más antiguos y mejores conservados del mundo. Aunque se cree que se diseñó como un gran mausoleo, la realidad es que por el momento esta teoría no está confirmada totalmente, y es que el aura de misterio es uno de los elementos claves de este lugar. Al igual que Stonehenge, es durante el solsticio de invierno cuando ocurre un fenómeno espectacular. En ese momento, un haz de luz penetra por una rendija e ilumina completamente la sala interior como si alguien hubiera apretado el interruptor.

Pero sus curiosidades no terminan ahí. Solo para construir el túmulo hicieron falta 200.000 toneladas de piedra. Cómo lo llevaron a cabo es una incógnita, y es que además del monumento, la zona de Newgrange cuenta con varias tumbas más de este estilo. Y por si fuera poco, también sirvió como observatorio solar, por lo que lo convierte en el más antiguo del mundo.

Artículo relacionado

iStock-480594967

Ingeniería megalítica

El solsticio de invierno más legendario se vive en Irlanda

Más ubicaciones exactas.

Compártelo