Los ojos de la montaña

Los 18 lagos de origen glaciar o 'gorske oci' apodan así al Parque Nacional de Durmitor.

Durmitor

Foto: iStock

Durmitor

Hay que viajar hasta el norte de Montenegro para encontrarse con una de las maravillas naturales más espectaculares de los Balcanes: el Parque Nacional de Durmitor. Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1980, en esta reserva de 39.000 hectáreas conviven espectaculares cimas con profundos cañones, como el del río Tara, que alcanza lo 1300 metros de profundidad. Alrededor se encuentran un total de 18 lagos de origen glaciar, los gorske oci, ojos de la montaña en castellano, entre los que destaca el Creo Jezero o lago Negro, el más grande.

El color azul de los lagos contrasta con la oscuridad de los bosques de pino negro que los abrazan. Debido a la densidad de los abetos y pinos negros, los Venecianos llamaron a este lugar "monte negro", del que deriva el nombre del país.