El palacio-isla más deseado del Norte de Europa

Es uno de los ejemplos más bellos de arquitectura renacentista y hoy alberga una importante pinacoteca.

palacio de Glucksburg

palacio Glucksburg

En el extremo septentrional de Alemania se halla la ciudad de Flensburg, a solo siete kilómetros de la frontera danesa. Durante siglos, ambos países se disputaron este enclave estratégico por su conexión entre el mar del Norte y el Báltico. Flensburg, escondida en el fiordo homónimo, era defendida por el castillo de Glücksburg (1582), distante diez kilómetros. Cuando cesaron las disputas -la Guerra de los Ducados obligó a Dinamarca a ceder el territorio en 1864-, fue transformado en palacio. Hoy es sede de una pinacoteca, además de uno de los ejemplos renacentistas más importantes de Alemania y el que tiene uno de los fosos más grandes. Completamente rodeado por agua, frente a él hay un canal navegable y un carril para ir en bicicleta y así admirar los bosques circundantes.