La Pequeña Venecia alemana

La antigua ciudad imperial y universitaria de Bamberg conserva un núcleo antiguo con canales navegables.

Bamberg

Foto: iStock

Bamberg

Desde la colina que corona la Abadía de San Miguel de Bamberg se obtiene la mejor vista del núcleo histórico de esta ciudad de Baviera. La ciudad conserva uno de los núcleos medievales mejor preservados de Alemania, que fue incorporado al Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en el año 1993.

La ciudad nació alrededor de su castillo de Babenger, erigido en origen el año 902. Luego creció como capital imperial en el siglo XI y sede de una Universidad fundada en 1647. Las calles empedradas exhiben un catálogo monumental que abarca estilos desde el románico al rocoso, que incluye mansiones y palacios decorados con frescos como los de la Nueva Residencia, un hermoso edificio del siglo XVII, que incluye en el jardín que lo rodea una rosaleda, magnífica en primavera.

En la plaza más céntrica de Bamberg se alza la Catedral, con cimientos románicos y consagrada el año 1111, que cobija la popular y misteriosa estatua medieval del Caballero de Bamberg, una estatua ecuestre de piedra, de autor e identidad anónimas, tallada probablemente entre 1225 y 1237. Pero el rincón más buscado, y también fotografiado, son los canales navegables de la denominada «la Pequeña Venecia» de Bamberg, donde sobre in islote del río Regnitz fue edificado el Viejo Ayuntamiento del siglo XIV que muestra la fotografía.