Una piscina para no mojarse

De efectos visuales va la cosa.

Swimming Pool

Foto: Ajari

Swimming Pool

Parece una piscina, pero al acercarse a ella, algo no cuadra. ¿Cómo puede ser que haya personas paseando por el fondo? El arte tiene la respuesta. La instalación artística Swimming Pool del argentino Leandro Erlich juega con el efecto visual para engañar a los visitantes que se encuentran fuera. La piscina está aparentemente llena de agua, pero en el fondo hay personas completamente vestidas, con cámara en mano y observando atentamente la arquitectura de la piscina.

Divididos por una capa de agua de unos 10 centímetros suspendida en un vidrio transparente, los visitantes se encuentran en medio de un efecto óptico digno de ser fotografiado y colgado a Instagram. Concebida en 1999, la piscina está alojada permanentemente en el 21st Century Museum of Art of Kanzawa,en Japón.

Artículo relacionado

Castillo de Kanazawa

Kanazawa

Maravilla desconocida en Japón

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores