La playa con la arena más blanca del mundo

Hyams Beach, en Australia, ostenta este curioso récord Guinness gracias a la influencia de los corales.

Hyams Beach

Hyams Beach

Cualquier reportaje o guía sobre este enclave de la bahía de Jervis advierte de una curiosidad: el uso de las gafas de sol no solo es recomendable, es prácticamente indispensable. Y no por una cuestión de moda, sino de salud. La conocida como «playa de las nieves» se ha ganado un hueco en todo viaje a Australia por lo blanca que es su arena, una curiosidad que es mucho más que un reclamo turístico. Se basa, sobre todo, en un hito registrado por el libro Guinness de los Récords desde 2018 que la reconoce por lo inmaculado de su aspecto. ¿La explicación? El cuarzo que se desprende de los corales que la rodean y que tiñen la superficie de una pátina impoluta.