El primer parque natural de España

Registrado en 1918 con el nombre de Montaña de Covadonga, los Picos de Europa actualmente ocupan 67 127 hectáreas.

Picos de Europa

Picos de Europa

La historia de la protección del patrimonio natural en los últimos siglos define, en parte, la metamorfosis en la relación entre el medio ambiente y el ser humano. Sobre todo, cuando se trata de un reclamo turístico. De hecho, este 2022 se cumplen 150 años de la declaración de Yellowstone como el primer parque nacional del mundo, una medida que se planteó como una necesidad ante la creciente llegada de turistas y otros oportunistas a sus parajes. La idea saltó el charco y fructiferó en Suecia, donde en 1909 diversos espacios fueron preservados por ley. Y en España llegó en 1918, cuando por motivos puramente estéticos y, en este caso, también culturales, se decidió designar a la Montaña de Covadonga como Parque Nacional.

Artículo relacionado

Urriellu

Viajes

Guía para conocer (y disfrutar) los Picos de Europa

No obstante, la belleza no solo justifica este nivel de protección. De hecho, en las últimas décadas, los límites de los rebautizados como Picos de Europa han crecido en superficie hasta llegar a las 67 127 hectáreas actuales; siendo además un territorio Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Por lo tanto, lo que nació con un fin casi contemplativo, es hoy un santuario natural que alberga al 88% de las variedades de fauna presente en las Península Ibérica y que es, también, un paraíso geológico por las numerosas cavidades que atesora, muchas de ellas aún por descubrir y topografiar.