¡Viva el vino!

La primera bodega de uchuva del mundo

Bajo el nombre de Golden Rush y en plena naturaleza se elabora este vino con propiedades nutricionales y antioxidantes únicas.

En la zona de los Santos, a 2.300 metros de altura y en pleno contacto con la naturaleza, se cultiva el primer vino de uchuva del mundo. También conocida como aguaymanto, fisalis, ushun o uvilla, esta fruta exótica de las familias de las solanáceas originaria de Perú con características similares al tomate y a la patata está sirviendo de alternativa para elaborar un vino especialmente interesante con propiedades únicas.

Uchuva

aguaymanto

Tras más de 30 años dedicados a la producción de uchuva, una familia ubicada en mitad de las montañas del distrito de Copey de Dota, en Costa Rica, se ha convertido en pionera en la creación de un fermentado a base de este cultivo. Se trata de un negocio empresa que se inició en 2009 entre la familia Serrano y sus socios, Niv Benyehuda, experto de la industria de bebidas, y su mujer, Karen Retana, quienes hace 12 años llegaron al país para disfrutar de una temporada de vacaciones y se quedaron a vivir enamorados de las montañas costarricenses y conformaron la empresa Copey Estate Winery. Dedicados a la producción de uvas y uchuva, juntos, comenzaron a elaborar vinos de diferentes tipos de uva y, posteriormente, Golden Rush, el nombre bajo el que comercializan su licor o fermentado de uchuva.

aguaymanto
Recolección de la uchuva © iStock

La idea surgió de la inquietud de ambas familias por crear un producto diferente a partir de uchuva que, teniendo los conocimientos de la elaboración del vino tradicional, se lanzaron a probar con esta fruta especialmente conocida por los beneficios que posee. Para entender la importancia de encontrar una alternativa a la salida del aguaymanto hay que saber que, cada semana, en su finca se producen 1000 kilos semanales de esta fruta.

Su elaboración la realizan a través de una extracción natural de nutrientes, colores y aromas naturales de esta fruta originaria de las tierras altas tropicales de América del Sur, consiguiendo elaborar una bebida que combina sus propiedades nutricionales y antioxidantes con el balance de su acidez y su dulzura en el paladar. Y es que, además de ser llamativo por su color naranja/dorado, lo es también por su rico aporte de vitaminas y por servir para regular los niveles de azúcar en la sangre, reducir la ansiedad o ayudar a inducir el sueño, además de ser baja en calorías, y tener un alto contenido de fibra, potasio, fósforo, hierro y zinc.

golden rush
© Copey Estate Winery

Ahora, después de cinco años trabajando por encontrar la fórmula perfecta para crear vino de aguaymanto, su Golden Rush se exporta a países de todo el mundo convertido en una bebida pionera que mezcla el sabor de la tierra costarricense donde se cosecha y un sabor único.