El pueblo de la cueva bendecida

La leyenda cuenta que unos marineros construyeron las casas por un designio divino.

Porís de Candelaria

Foto: iStock

Porís de Candelaria

Entre 60 y 70 casas se encuentran en esta pintoresca localidad bañada por el océano al que planta cara. Estos domicilios han ido pasando de generación en generación, y aunque el pequeño pueblo de Proís de Candelaria se puede visitar, no hay en él ningún local ni alojamiento turístico. Las casas se construyeron dentro de una semicúpula pétrea en la costa de Tijarafe, en la isla de La Palma, se cree que alrededor del siglo XVI. Según la leyenda, unos marineros portugueses atracaron allí para resguardarse de la mala mar y al bajar la imagen de la Virgen de la Candelaria que llevaban a bordo las aguas se calmaron, lo que vieron como una señal para construir el pueblo.

Aunque en la actualidad no se encuentra en la cueva, si que está en ella la imagen de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros. El pueblo es de fácil acceso, tanto por mar como a pie, aunque hasta 1921 los habitantes sólo podían acceder en barco y pequeños senderos tallados en la roca. El lugar atrae a muchos bañistas y curiosos durante el verano, por lo que los vecinos decidieron construir una pequeña escalera para facilitar la entrada y salida al mar.

Más ubicaciones exactas.