El pueblo incrustado en rocas de granito

Las grandes formaciones rocosas sirven de paredes, muros y techos de las casas del lugar.

Monsanto, Portugal

Foto: iStock

Monsanto, Portugal

Monsanto es un pueblo apartado de las rutas habituales y rodeado de caminos y campos, coronado por un castillo del siglo XIII. Gracias a un concurso nacional en 1938, esta localidad a 20 km de la frontera con España ganó el título de ‘aldea más portuguesa del país’. Lo característico del lugar es que está incrustado en una montaña granítica, llamada Cabeço de Monsanto. En el pasado, grandes rocas se desprendieron de la ladera y fueron aprovechadas por los lugareños para integrarlas como parte de las casas en techos y paredes.

Artículo relacionado

iStock-1031116968

Saudade rural

Ruta por las Aldeias Históricas de Portugal

Más ubicaciones exactas.