El pueblo que desafía al precipicio

Situado en un riscal basáltico de 50 metros de altura y 1 kilómetro de longitud, el pueblo de Castellfollit de la Roca deja una de las estampas rurales más bellas de España.

Castellfollit de la Roca

Foto: iStock

Castellfollit de la Roca

El que es considerado como uno de los pueblos más pequeños de España, también es uno de los más bellos. Durante milenios, los ríos Fluvià y Toronell erosionaron la roca de esta parte de la Garrotxa (Cataluña) hasta crear un enorme riscal basáltico de cincuenta metros de altura y más de un kilómetros de longitud, y en su cresta se dibuja la silueta del pueblo de Castellfollit de la roca. Allí, las casas hechas con piedra volcánica desafían el límite del precipicio para terminar con la Iglesia de San Salvador al final del mirador, como si de un mascarón de proa se tratara.

Más ubicaciones exactas.