Un puente entre rocas

Sobre el valle de Elba, esta construcción se alza en medio de las formaciones rocosas de Bastei.

Dresde

Foto: iStock

Dresde

La historia turística de este lugar empezó hace 200 años, cuando los visitantes se acercaban para contemplar los bosques y las formaciones rocosas del valle de Elba. Son estas rocas lo que lo han convertido en una atracción del parque nacional de la Suiza Sajona hasta día de hoy. En 1824 se construyó un puente de madera en medio de las formaciones que incitó al turismo. Treinta años más tarde se reemplazó por uno de piedra arenisca que en la actualidad sigue atrayendo miles de visitantes al día. Ubicado en el estado de Sajonia, en el este de Alemania, se puede llegar hasta allí desde Dresde en coche o en barco.

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores