El resort que mima al atolón

La protección y el respeto hacia el entorno es uno de los grandes objetivos de este hotel de las Maldivas.

Finholu

Finholu

Que tu hotel esté en el país más bajo del mundo sería un asunto nimio en cualquier contexto, excepto si el cambio climático amenaza con hundir bajo las aguas más de 1.200 islas. Las Maldivas es uno de los lugares más vulnerables a sufrir las consecuencias del cambio que se está produciendo en el planeta y por esa razón, se están desarrollando iniciativas sostenibles como la propuesta por Finholu, un resort ubicado Baa Atoll, una isla nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La preocupación de este enclave no se cierne únicamente al nivel del mar, sino la biodiversidad de fauna y flora que se encuentra en ella. Por eso, han impulsado una estrategia autosuficiente, librándose de la mayor parte de plásticos que no sean estrictamente necesarios. También lideran un proyecto de conservación, registrando las especies avistadas y compartiendo la información con organizaciones que protegen el ecosistema.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo