El resultado de una erupción volcánica

Ubicado en la cordillera de los Andes, la caldera del Quilotoa se encuentra a 3914 metros de altitud.

Quilotoa

Foto: iStock

Quilotoa

Hace 800 años tuvo lugar una erupción volcánica donde hoy se encuentra el Quilotoa, en la que flujos de lodo alcanzaron el Océano Pacífico. En la caldera se formó una laguna de 3 km de diámetro y 250 metros de profundidad. Su condición volcánica permanece presente con fumarolas en el fondo del lago y manantiales de agua caliente ubicados en las laderas.

A cuatro horas de Quito y a una al sur de la ciudad de Latacunga, el primer contacto con la laguna volcánica de Ecuador supera todas las expectativas: se hace desde arriba y con el impresionante cráter bajo los pies del visitante. Se desciende siguiendo un camino sinuoso e irregular de una hora aproximadamente y, una vez en la orilla, es posible adentrarse en kayak por sus aguas.

Los más excursionistas también pueden hacer senderismo alrededor del volcán en caminatas que van de las cinco a las ocho horas o detenerse a observar mamíferos como ciervos o zorros, mientras que los amantes de la fotografía pueden pasarse horas capturando como los colores de sus aguas cambian de turquesa a azul y verde dependiendo de la luz y la verticalidad de los rayos del sol. En sus inmediaciones existe una amplia oferta de restaurantes y alojamientos de montaña para aquellos que decidan pasar más de unas horas en el Quilotoa.

Más ubicaciones exactas.