La roca del león dormido

Refugio de numerosas especies endémicas, este islote de las Islas Galápagos es un paraíso del buceo.

 

 

León dormido

Foto: iStock

León dormido

Dos paredes verticales de más de 100 metros de altura que se han ido separando por la erosión del agua son la seña de identidad de Kicker's Rock, conocida como la roca del León Dormido por su forma. Ubicada a pocos kilómetros del archipiélago de San Cristóbal, es uno de los lugares de las Islas Galápagos donde está prohibido amarrar, dormir o desarrollar cualquier otra actividad que no sea el buceo. De hecho, es el refugio de muchas aves marinas como piqueros de patas azules y faetones, así como para los lobos marinos. En sus alrededores, nadan numerosas especies de peces, tortugas marinas, rayas y tiburones martillo.

Dada su protección, solo es posible llegar por mar. Lo más fácil es salir desde Puerto Baquerizo Moreno, la población más importante de Isla de San Cristóbal, que alcanza el islote en menos de dos horas. Otra opción es hacerlo desde la capital de Galápagos, Puerto Ayora, en la isla de Santa Cruz, en un trayecto de 4 horas. Una vez allí, un nuevo mundo se asoma: leones marinos, tiburones, numerosas especies de peces y los corales se suceden uno tras otro.

Roca León Dormido
Foto: iStock