El templo colgante

Desafía la gravedad en la montaña de Hengshan, al norte de China.

Hengshan

Foto: iStock

Hengshan

Cuenta la leyenda que el monje Liao Ran construyó el templo durante la Dinastía Wei del Norte. Esto significa que se erigió alrededor del siglo V d.C. Es una obra de ingeniería casi imposible, no apta para quienes tengan vértigo, pero ya en esa época pudo construirse, y lo hicieron perforando agujeros en el acantilado, donde se colocaron postes para sostener la estructura. Ubicado en la montaña Hengshan, sagrada para el taoismo, acoge a fieles de esta religión, pero también del confucianismo y del budismo, representados en 78 estatuas y esculturas.

Más ubicaciones exactas.

Artículo relacionado

iStock-1175819440

Lejos de los rascacielos

La ruta mágica de Beijing a Shangai

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores