El templo hindú más visitado fuera de la India

Antiguamente era utilizado como refugio y en él se obtenía abono que procedía de los murciélagos

El templo hindú más visitado fuera de la India

Foto: iStock

El templo hindú más visitado fuera de la India

No muy lejos de Kuala Lumpur, en Malasia, se encuentra el santuario hindú más popular del país: el templo de Batu. Este lugar de peregrinación recibe cientos de visitantes cada día para ver el templo y las cuevas, que tienen una antigüedad de más de 400 millones de años. Una estatua dorada de 40 metros de altura del dios Murugan, hijo de Shiva, preside la entrada a este templo natural y según los creyentes protege de los enemigos y los problemas legales.

Tras subir concretamente 272 escalones se llega a las cuevas, situadas a 100 metros de altura, y desde las cuales pueden verse las Torres Patronas de Kuala Lumpur. En las cuevas se celebra el festival Thaipusam, que reúne miles de visitantes desde el año 1892. En un inicio, el lugar era utilizado como refugio pero también como fuente de abono de cultivo proveniente de los murciélagos.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo