El templo de oro excavado en la roca

Ubicado en Dambulla, es el complejo de cuevas-templo más extenso de Sri Lanka.

Dambulla

Foto: iStock

Dambulla

Una roca de 160 metros de altura advierte de la llegada al Templo de Oro de Dambulla, un espacio sagrado formado por cinco cuevas dedicadas al culto. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991, está rodeado por más de 80 cuevas, aunque son estas cinco las que atraen visitantes y peregrinos a este rincón del corazón de Sri Lanka gracias a sus numerosas estatuas y pinturas.

Excavado en el interior de la prominente roca, cuenta con un total de 153 estatuas de Buda, otras tres de reyes que han gobernado el país y cuatro más de dioses y diosas hinduistas. Las pinturas murales reproducen la vida de Buda a lo largo de los 2100 metros cuadrados que recubren. De hecho, es el conjunto más extenso y mejor conservado de templos-cueva de todo el país, lugar de peregrinación desde hace 2200 años.