La tierra que no tiene fin

En lengua masái, Serengeti significa "allí donde la tierra se prolonga eternamente" o "las llanuras infinitas".

Serengeti

Foto: iStock

Serengeti

Desde cualquier punto, el horizonte del Parque Nacional del Serengeti parece no acabar nunca. No en vano, su traducción en lengua masái es "allí donde la tierra se prolonga eternamente" o "las llanuras infinitas", una excelente descripción para los 13.000 km2 en los que la naturaleza y la libertad campan a sus anchas en el norte de Tanzania. La extensa llanura tan solo se ve interrumpida hacia el norte por la silueta de los kopjes, formaciones de granito milenarias donde suelen verse leones, leopardos y guepardos.

Los depredadores también se encuentran en las extensas llanuras del sur, donde habita la mayor concentración de herbívoros del planeta. Las varias carreteras creadas desde que el parque es Patrimonio de la Humanidad (1951) permite observar jirafas, gacelas, impalas, gallinas guineanas, cebras y búfalos. Además, con un poco de suerte es posible observar a los cinco grandes de África: el león, el leopardo, el elefante, el búfalo cafre y el rinoceronte negro.