La tierra de los siete colores

Los diferentes metales hacen que no se mezclen los tonos a pesar de las fuertes lluvias del lugar.

Islas Mauricio, Chamarel

Foto: iStock

Islas Mauricio, Chamarel

Una infinidad de dunas de arena rodeadas de un bosque frondoso muestran sus colores a los visitantes en una suerte de mar arcoiris. Es la Tierra de los Siete Colores, una atracción turística natural muy famosa en las Islas Mauricio y que se formó por la actividad volcánica de Chamarel. Estas formaciones rocosas no son otra cosa que lava fundida, una fusión de hierro, cobre, aluminio y otros metales que ayudan a que el suelo no se erosione incluso a pesar de las fuertes tormentas de la región. El hecho de que cada uno de estos minerales sea de diferentes densidades hace que no se mezclen, sino que se repelen, y por eso los colores permanecen ordenados.

Más ubicaciones exactas.