El trío de lagos volcánicos que cambian de color

El monte Kelimutu, en Indonesia, es testigo de un fenómeno único, el cambio de color casi constante de los tres lagos que coronan la cumbre del volcán.

Monte Kelimutu

Foto: iStock

Monte Kelimutu

No existe mejor plan para los amantes del senderismo y lo espiritual que coronar el monte Kelimutu, en el centro de la Isla de Flores, en Indonesia. Allí, en la cresta del volcán aparecen tres lagos que, con mucha frecuencia, cambian de color creando curiosamente la bandera de Tanzania: azul, verde y negro, aunque también son capaces de ampliar el espectro crómatico a rojos, blancos y marrones. De este a oeste se encuentra el lago de las almas de los antepasados, el lago de las almas de los jóvenes y el lago de espíritus malignos, este último, alejado del resto a 1,5 kilómetros de distancia. A diferencia de otros lagos que poseen la capacidad de modificar su colometría, estos no lo consiguen gracias a las bacterias que viven en él, sino que es debido a la mezcla entre los minerales y el gas volcánico que emana de las calderas.

Más ubicaciones exactas.

Compártelo