El valle que inspiró 'El Señor de los Anillos'

J.R.R. Tolkien viajó en su juventud a este paraje, que reflejó más tarde en la famosa saga.

Valle de Lauterbrunnen

Foto: iStock

Valle de Lauterbrunnen

Corría el año 1911 cuando J.R.R. Tolkien se embarca en un viaje por los Alpes Suizos con tan solo 19 años. Uno de los parajes que atravesó fue el Valle de Lauterbrunnen, bañado por más de 70 cataratas naturales, y que inspira Rivendel, el reino élfico de la famosa saga, y la Tierra Media de los Hobbits. Según el propio testimonio del escritor, las aventuras de Bilbo y los Enanos en las Montañas Nubladas (Misty Mountains) están basadas en las que él vivió en aquel lugar. Uno de los lugares en los que se pudo inspirar para su Ciénaga de los Muertos, además de la batalla del Somme de la Primera Guerra Mundial, es en el lago Totemsee, donde, según la historia, se arrojaban los cadáveres de los caídos en batalla.

Por otro lado, los tres picos de Moria, bajo los cuales se ubicaban las minas de los enanos, son en realidad las grandes montañas de la Jungfrau. Tolkien se inspiró en las obras de construcción del ferrocarril de la Jungfrau, que conoció durante su visita, para describir el mundo subterráneo de estos personajes. Eso sí, por mucho que estos parajes marcaran el imaginario del escritor, la mayoría de las escenas de la saga cinematográfica se grabaron en Nueva Zelanda.

Más ubicaciones exactas.