El viaducto ferroviario circular más famoso del mundo

360º de espiral en la ruta ferroviaria del Bernina Express.

viaducto

Foto: iStock

viaducto

Esta es la historia de un reto que se ha convertido en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Corría 1908 cuando los constructores de la línea ferroviaria que en la actualidad une Suiza con Italia se toparon con un problema de construcción que resolvieron con el viaducto de Brusio. A 55 kilómetros de St. Moritz, tiene 110 metros de longitud, hasta 20 de altura, un radio de 70 y una pendiente de 7%. Todo ello en una espiral de 360º. La ruta del Bernina Express cuenta con 25 paradas, entre las que observar las maravillas de los paisajes alpinos que transcurren entre Suiza e Italia.

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores