La villa italiana bañada por el Atlántico

Este espejismo arquitectónico fue diseñado y construido a lo largo de 50 años por sir Clough William-Ellis a orillas del estrecho de Traeht (Gales).

Portmeirion

Foto: Istock

Portmeirion

Hay lugares que se empeñan a jugar al despiste haciendo gala de cierta impostura arquitectónica. El resultado lleva al viajero a plantearse la pregunta fundamental: ¿dónde estoy? Es lo que ocurre en Portmeirion, que parece un rincón de Italia, pero está en Gales. La solución es fácil: Portmeirion es una villa turística construida bajo un ecléctico estilo italiano en el condado de Gwynedd, en el norte de Gales.

“¿Cómo no me podía enamorar de Portofino? Su imagen quedó en mí como un ejemplo prácticamente perfecto de embellecimiento humano y uso de un lugar exquisito…”, dijo en alguna entrevista el promotor de este capricho arquitectónico, sir Clough William-Ellis, quien se dedicó entre 1925 y 1975 a diseñar y construir esta villa como si fuera un puzzle con fragmentos y restos de otros edificios demolidos.

Para sus críticos, Portmeirion es un pastiche sin sentido. Para él, se trataba de procurar la belleza: "Creo que la Belleza, la Extraña Necesidad, como la llamó Rebecca West, es algo que le importa profundamente a la humanidad, y que a menos que la raza humana desaparezca de la tierra, valorará cada vez más esa Gracia, la buscará y en última instancia, alcanzarlo". Como mínimo, y más en estos días extraños, hay que agradecerle esa voluntad.