Una virgen para los quiteños

Ofrece una de las mejores vistas de la capital ecuatoriana.

Foto: iStock

Comer un choclo con vistas panorámicas de Quito es parada indispensable al visitar la capital ecuatoriana. El Panecillo, situado a 3000 metros sobre el nivel del mar, es uno de los grandes iconos de la ciudad en el que se encuentra el monumento de la Virgen Alada, también conocida como la Virgen de Quito. Es el punto donde se une el sur con el centro de la ciudad y durante la época colonial marcaba el fin de la ciudad por el extremo sur. Actualmente, la ciudad ha crecido tanto que la virgen, visible desde todos los puntos, da la espalda a la zona sur. Compuesta por 7400 piezas, es la mayor representación de aluminio y ocupa la posición 58 de las imágenes más altas del mundo, superando El Cristo Redentor de Brasil. De noche es cuando el Panecillo ofrece una de las mejores vistas de la capital, con la Basílica de Quito, la Iglesia de San Francisco y la Iglesia de la Compañía iluminadas.

Compártelo

Ubicación Exacta: Anteriores