El Xanadú surrealista en mitad de la selva

Este jardín, llamado Las Pozas, es obra del excéntrico mecenas de este movimiento Edward James.

GettyImages-1021485858

Foto: Getty Images

GettyImages-1021485858

El inicio de esta historia y, por ende, de este lugar, es de lo más profético. Y es que el bueno de Edward James, un millonario formado en colegios como Eton en su Inglaterra Natal, dio con la selva exuberante del estado de San Luis Potosí (México) siguiendo la pista de unos espiritistas que había conocido en un viaje a Hollywood. Al instante se enamoró del lugar y compró un antiguo cafetal en la localidad de Xilitla donde decidió cultivar plantas exóticas y auspiciar a animales selváticos. Tras una cruenta helada en 1962 que acabó con gran parte de su proyecto, decidió cambiar el sino de este lugar construyendo estructuras e instalaciones artísticas hechas con hormigón inspiradas en los paisajes surrealistas que él mismo había financiado con su labor de mecenazgo y que ahora conviven con la flora autóctona. Una combinación sublime que hoy se ha convertido en uno de los grandes atractivos de este estado mexicano.