El yacimiento salvado por un volcán

Este lugar constituye la aldea prehispánica mejor preservada de toda Mesoamérica.

Joya de Cerén

Foto: iStock

Joya de Cerén

Comparado habitualmente con las ciudades de Pompeya y Herculano por la similitud de los acontecimientos, el yacimiento de la Joya de Cerén, en El Salvador, fue arrasado por la acción de un volcán. El Laguna Caldera entró en erupción hacia el año 600 y sepultó por completo este asentamiento. Gracias a la acción conservadora de los sedimentos que sobre él se depositaron, el lugar se ha mantenido en perfecto estado y sus vestigios aportan un testimonio excepcional sobre la vida de los agricultores mesoamericanos de la época.

Este lugar, que constituye la aldea prehispánica mejor preservada en Mesoamérica, está inscrito en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1993. Su descubridor, el arqueólogo Payson Sheets, encontró en 1978 el yacimiento, donde los artefactos de los habitantes del lugar aún estaban en las posiciones originales de almacenamiento y uso. En la Joya de Cerén se encontraron incluso alimentos, como semillas de calabaza, frijoles, maíz y yuca, pero también un baño sauna llamado temazcal, la única estructura de este tipo que aún sigue en pie.

Más ubicaciones exactas.