África

101 / 189

101 / 189

Mursi

En público las mujeres llevan grandes discos en el labio inferior, algo que incrementa su belleza para los futuros pretendientes. La dote incluye ganado y un arma de fuego.

102 / 189

Borana

Es un pueblo seminómada, aunque en los últimos tiempos cada vez están optando más por la agricultura. En la actualidad hay 200.000 personas aproximadamente que se identifican como Boranas. 

103 / 189

Borana

Cavan pozos profundos y extraen bloques de sal mezclados con barro del lecho del lago en el cráter Chew Bet. Sobre un 90% de los borana son musulmanes y casi el 10% restante cristianos.

104 / 189

Surma

Como los Mursi, las mujeres usan discos labiales y se practica la lucha de bastones –dunga– que enfrenta a hombres de distintas aldeas y les permite escoger una esposa. 

105 / 189

Surma

Son una etnia seminómada cuya pintura corporal es muy elaborada, se calcula que la integran unos 45.000 miembros. Por lo general practican el pastoreo y la agricultura, y en ocasiones también la caza. 

106 / 189

Karo

Decoran sus cuerpos con pinturas y escarificaciones, a las que añaden flores y ornamentos vegetales muy característicos de este grupo étnico. La decoración corporal representa su posición social o algún logro alcanzado, y a menudo sirve para resaltar su belleza.

107 / 189

Karo

Los apenas mil individuos que quedan viven en pequeñas aldeas a lo largo del río Omo, que despliega sus caprichosos meandros en la llanura etíope. Tienen un pasado común con los Hamer, con quienes comparten una misma lengua. 

Foto: NASA

108 / 189

Estructura de Richat, Mauritania

Conocido como el ojo del Sáhara, por su gran forma ocular de casi 50 kilómetros, esta maravilla del desierto es observable desde el espacio. El misterio de cómo se habría generado llevó en un primer momento a pensar que podía haberse producido tras el impacto de un meteorito debido a su forma circular concéntrica. Una teoría que fue desechada posteriormente ya que nunca llegaron a encontrarse evidencias del impacto. La última hipótesis, aceptada por la NASA, es que ha sido causado por el impacto de la erosión y que las cuarcitas paleozoicas que componen la capa resistente son las que han delineado la estructura.

 

Foto: Michael Runkel / Age fotostock

109 / 189

El Nilo Azul

La excursión de dos horas hasta las cataratas Tis Issat (45 metros) parte de la aldea de Tiss Abay.

Foto: Greg Metro / Age fotostock

110 / 189

Región de Tigray

La iglesia de Abuna Yemeta aprovecha un saliente rocoso de las montañas situadas al sudeste de Aksum.

Foto: Danita Delimont / AWL Images

111 / 189

Montes Simien

Parque nacional desde 1969, abarca un territorio escarpado, situado entre los 1.900 y los 4.533 metros del Ras Dejen, el pico más alto del país. Es un magnífico destino de trekking.

Foto: Adam Saligman / Age Fotostock

112 / 189

Lalibela

Excavado en el suelo, el monasterio de San Jorge solo deja ver su forma de cruz desde arriba. Es uno de los once templos declarados Patrimonio de la Humanidad.

Foto: Csilla Zelko / Age fotostock

113 / 189

Gondar

El castillo de Fasilidas forma parte de un conjunto de seis palacios rodeados de jardines y conectados por pasajes exteriores y subterráneos.

Foto: Bernard Custard

114 / 189

Monasterios del lago Tana

Las barcas que navegan por el lago se acercan hasta iglesias con interiores cubiertos de frescos.

Foto: Fototeca 9x12

115 / 189

El Cristianismo ortodoxo etíope

La fe cristiana se extendió por Etiopía a partir del siglo IV, cuando el monje misionero Frumencio convirtió al cristianismo al rey Ezana de Aksum. En el siglo V, a raíz del concilio de Calcedonia, se produjo una disensión en la cristiandad y en sus conceptos teológicos. Un sector mayoritario de la Iglesia defendió la doble naturaleza divina y humana de Cristo, pero hubo otra tendencia contraria, la monofisita, que tutelaba la idea de una única naturaleza de Jesús, la divina. 

Tras el concilio, nueve misioneros, fugitivos de las persecuciones provocadas por Calcedonia, llegaron a Etiopía para predicar la doctrina monofisita y fundar diversos monasterios a lo largo del territorio etíope. Así se fue estableciendo la Iglesia tewahedo o unitaria ortodoxa copta etíope. Desde sus inicios el máximo jerarca era el patriarca de la Iglesia de Alejandría, pero en 1959 esta reconoció la independencia de la etíope y ahora el patriarca reside en Addis Abeba.

Foto: Quim Dasquens

116 / 189

La ceremonia del café, un ritual milenario

En el país de origen del arbusto con cuyo fruto se elabora una de las bebidas más excitantes y apreciadas del planeta, la ceremonia del café (bunna en etíope) está presente a diario en cualquier reunión social o familiar. En primer lugar se lavan los granos de café verde y luego se tuestan lentamente sobre unas brasas en las que también se quema incienso y sándalo, cuyo aroma envuelve la estancia y ahuyenta los mosquitos. Una vez tostado, el café se muele en un mortero y se vierte dentro de una jarra de barro llamada jebena con agua hirviendo. El orden para servirlo va desde el invitado pasando por los hombres adultos de la casa y acabando en las mujeres. Se suelen servir tres tomas: la primera, fuerte; la segunda, menos cargada; y la última, suave.

Foto: John Walker

117 / 189

Zimbabwe

El nuevo aeropuerto internacional Victoria Falls, inaugurado en el 2016, tiene como objetivo mejorar las infraestructuras de este país cuyo principal atractivo radica en las cataratas Victoria, situadas en la frontera con Zambia. Un paso importante para Zimbabwe que, desde hace unos años, parece estar enfocado en atraer nuevos turistas y en mostrar las maravillas del país. Para ello también han lanzado una visa compartida con su país vecino para que los viajeros puedan cruzar de un lado a otro de las cataratas sin problemas. A pesar de que el país es de los menos populares de África, sus grandes parques nacionales como el de Matusadona, Mana Pools, Hwange y Matobo ofrecen la posibilidad de realizar un safari para ver a los cinco grandes sin masificaciones.  

Foto: diego_cue

118 / 189

Botsuana

Este país africano, conocido por su amplia comunidad de elefantes y por el popular delta de Okavango, es uno de los destinos idóneos para aquellos que buscan naturaleza, una rica fauna, arte e historia. Botsuana no solo está considerado como uno de los mejores lugares de África para observar animales en libertad, debido a su amplia biodiversiad y la naturaleza virgen que lo conforma, sino que también puede presumir de lucir una de las mayores colecciones de arte rupestre del mundo pintadas por los bosquimanos, la tribu aborigen de esta parte del país. Están en Tsodilo, la zona formada por cuatro colinas que pertenece al desierto de Kalahari, cerca de Okavango.

119 / 189

El papiro de Mener encontrado en Egipto

El documento, que data del año 27, corresponde a la construcción de la pirámide de Keops. Está escrito por el capataz de obra Mener, quien a través de jeroglíficos explica cómo fue el proceso. 

Foto: Laura Fernández

120 / 189

Cartago, Túnez

A orillas del Mediterráneo, en el norte de Túnez, se encuentran los restos de la que fue una de las ciudades más importantes y antiguas de los fenicios. Su historia más antigua se remonta, según la leyenda, al siglo IX a.C., cuando la ciudad fue fundada por la reina Elisa, más conocida como Dido. Según los escritos grecorromanos, la joven procedía de Tiro, una ciudad situada en la costa del Líbano de la que tuvo que huir después de que su hermano asesinase a su marido, tío de ambos, con el que se casó para acceder al trono tras la muerte de su padre.

Cuando los fenicios desembarcaron en la bahía tunecina tuvieron que lidiar con la población indígena que, lejos de declararles la guerra, acabaron conviviendo con ellos. Cartago no fue un mero asentamiento fenicio, sino que en él reinó el mestizaje entre ambos pueblos. Esto propició que la ciudad se convirtiese en una de las repúblicas más prósperas y ricas del Mediterráneo, lo que provocó el recelo de Roma. Su decadencia y destrucción llegó con las guerras púnicas, cuando los cartagineses fueron derrotados en el año 146 a.C. por los romanos. Años después, el emperador César Augusto formó sobre ella la capital del Impero romano en África. Hoy, las ruinas que yacen en este asentamiento junto al mar son una mezcla de ambas civilizaciones.

Foto: Turismo de Egipto

121 / 189

Alejandría, Egipto

La ciudad fundada por Alejandro Magno en el 331 a. C. después de derrotar a los persas es actualmente la segunda ciudad más poblada del país. También fue, y aún lo sigue siendo, uno de los puertos principales, pues el conquistador macedonio se aseguró de que estuviera en un lugar estratégico para poder recibir las mercancías por vía marítima. El popular faro de Alejandría, considerado como una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo fue una de las obras más destacadas de la ciudad, aunque no la única. El Museo situado en una parte del  el antiguo palacio donde se alojó la dinastía ptolemaica y que estuvo consagrado a las musas del saber, de las artes y las ciencias, hizo que Alejandría fuese el centro científico más grande del mundo. Su gran biblioteca también ocupó un lugar destacado, ya que fue la más prestigiosa y completa de la Antigüedad.

Su opulencia y sabiduría, con la escuela de Alejandría, la convirtieron en una de las ciudades más afamadas del Mediterráneo. Su decadencia llegó siglos después de la muerte de Alejandro Magno, cuando Octavio venció a Cleopatra y Marco Antonio en Actium, en el 31 a. C., y convirtió a Egipto en provincia romana y en el “granero del Imperio. Aunque tuvo varios años de esplendor, el país perdió su independencia y la ciudad vivió continuas guerras y revueltas.

122 / 189

Kenia

La sabana africana ha inspirado numerosas historias de amor. La más conocida de ellas, Memorias de África, es sobre una complicada relación con un telón de fondo inigualable, en uno de los entornos más bellos del mundo, rodeado de animales exóticos. Por su parte, La masái blanca es una demostración de cómo el amor no entiende de fronteras, banderas, ni culturas.

123 / 189

Casablanca

Esta cuidad marroquí guarda otra de las historias de amor más populares del cine. La obra homónima se desarrolla en uno de los peores marcos históricos, la Segunda Guerra Mundial, aunque esta no es impedimento para que triunfe el amor. Los amantes del cine clásico encontrarán un rico patrimonio arquitectónico que va desde el neo morisco hasta el art decó.

124 / 189

Sharm el-Sheij, Mar Rojo

En el Mar Rojo se organizan algunos de los mejores liveaboard del mundo, con un recorrido en barco desde Sharm el-Sheij parando para realizar diversas inmersiones para ver en directo la magia de las profundidades. Es el destino favorito de muchos buceadores experimentados por sus pecios y por su gran biodiversidad marina.

Foto: GTRES

125 / 189

Botsuana

En 2016, el país africano celebrará el 50 aniversario de su independencia. En este medio siglo se ha consolidado como una de las sociedades más estables y prósperas del continente. Se recomienda la visita al delta del Okavango y el desierto de Kalahari, dos emblemáticos paisajes africanos.

Foto: GTRES

126 / 189

Valle de los Baobabs, Madagascar

La avenida de los baobabs es un área protegida desde 2007, cercana a Morondava, cuyos ejemplares pueden medir hasta 24 metros de altura y tener mil años de antigüedad. 

Foto: GTRES

127 / 189

Parque Nacional de Masai Mara, Kenia

¿Quién no ha soñado en ver una puesta de sol en un parque nacional africano? Tras un intenso día de safari, la recompensa final: contemplar el atardecer de la sabana, con una acacia solitaria en el horizonte y los animales recortados sobre el cielo rojo. Inolvidable.  

MICHAEL BONOCORE

128 / 189

Patrimonio de la Humanidad

La Unesco incluyó las Victoria en su lista de monumentos naturales en 1989. Un parque nacional en el lado de Zambia y otro en el de Zimbabue velan por su protección.

FABIO GRASSO

129 / 189

Espectáculo de fauna

Los vehículos se acercan a pocos metros de las manadas de cebras y gacelas, a menudo acechadas por los grandes felinos.

WILL BURRARD-LUCAS

130 / 189

Parque South Luangwa

Las llanuras y bosques junto al río Luangwa son el hogar de 60 especies de mamíferos y 400 de aves.

JUAN CARLOS MUÑOZ ROBREDO

131 / 189

Un río de vida

De abril a octubre, durante la estación seca, el río Luangwa acoge la mayor población de hipopótamos de África. La carraca lila y los elefantes también hallan refugio en sus orillas.

THIJS KUPERS

132 / 189

Lago Malaui

Es uno de los grandes lagos del Valle del Rift. Con 560 km de largo y 80 de ancho –una extensión similar a Galicia–, se sitúa en territorio de Malaui. El extremo sur alberga un parque nacional que incluye doce islas.

Mapa: BLAUSET

133 / 189

Etapas esenciales del safari

1 Cataratas Victoria. La ciudad de Livingstone es la base de actividades y alojamiento en el lado de Zambia.  
2 Río Zambeze. El cuarto curso fluvial más grande de África cruza varias reservas naturales antes de alcanzar las Victoria.
3 P. N. South Luangwa. Es uno de los mejores enclaves para avistar la gran fauna africana. Se organizan rutas a pie.
4 Lago Malaui. El mar interior de Malaui alberga playas, reservas naturales, aldeas pescadoras y enclaves balnearios.

PHOTOGRAPHY AUBREY STOLL / GETTY IMAGES

134 / 189

El gran salto africano

Solo en la estación seca es posible contemplar el fondo de las cataratas. En los primeros meses del año, el gran caudal del Zambeze genera una nube de vapor que se mezcla con las columnas de agua.

JUAN CARLOS MUÑOZ

135 / 189

Ríos Zambeze y Luangwa

Sus meandros y marismas son un paraíso animal. Los vuelos en avioneta permiten contemplar las franjas cromáticas que crean los brazos fluviales al adentrarse en las praderas.

Visit Rwanda

136 / 189

Parque Nacional de los Volcanes de Ruanda

El continente africano esconde este pequeño tesoro paisajístico en cuyos límites se encuentran cinco de los ocho volcanes de las montañas Virunga (Karisimbi, Bisoke, Muhabura, Gahinga y Sabyinyo). El parque es conocido por ser un refugio para el gorila de montaña con más de 300 ejemplares en la actualidad y por ser el lugar donde la conocida naturalista Dian Fossey pasó 20 años viviendo y trabajando con los gorilas y organizando campañas de protección. Limita con el Parque Nacional Virunga de la República Democrática del Congo y el Parque Nacional del Gorila de Mgahinga de Uganda.

Gtres

137 / 189

Masai Mara. Kenia

«Si tratas de imaginar Kenya sin haber viajado nunca allí, lo que estás imaginando es Masai Mara», apunta la página de Turismo de Kenia, y es que este parque es el paradigma de la reserva africana, un lugar de connotaciones cinematográficas constantes, ¿dónde si no se hubiera podido rodar Memorias de África?. La reserva, inaugurada en 1961, se localiza al oeste del valle del Rift y es la continuación natural de las llanuras del Serengeti, en Tanzania. La mejor época para visitar Masai Mara es agosto, cuando llega la gran migración y los animales deben cruzar el río Mara.

Parque Nacional de Masai Mara

Gtres

138 / 189

Kruger. Sudáfrica

Es el mayor de los diecisiete parques de Sudáfrica y el más antiguo, creado en 1898. Aunque el paisaje no es tan espectacular como el de la sabana, es el destino perfecto para poder contemplar los big five, los cinco grandes: león, leopardo, búfalo, elefante y el rinoceronte, además de 147 mamíferos protegidos y 517 especies de aves. La mejor época para visitarlo es de mayo a octubre, cuando la hierba está baja y hay mejor visibilidad.

Gtres

139 / 189

Etosha. Namibia

Con más de 22.000 kilómetros cuadrados es uno de los parques más grandes del mundo. «El gran lugar blanco» significa Etosha, nombre que alude a las inmensas superficies salinas que cubren parte de su superficie además de los bosques y sabanas. Cuenta con 114 especies de mamíferos, entre ellos la mayor población de rinoceronte negro y de guepardos de África. La mejor época para viaja al parque de Etosha es de mayo a octubre, durante la temporada seca.

Gtres

140 / 189

Delta del Okavango. Botsuana

Como un oasis en el desierto, el descomunal delta interior que forma el río Okavango es el escenario de un safari que olvida las grandes llanuras para viajar por el agua. Desde la canoas que surcan los canales se pueden avistar en las orillas los animales que acuden a saciar la sed. Pero hay más, ya que en este territorio de meandros y agua por doquier abundan las aves y es fácil observar hipopótamos y los cocodrilos. El delta alberga una zona inundada y otra anegada solo estacionalmente en la que se encuentra el Parque Nacional de Moremi que concentra un cantidad de fauna verdaderamente excepcional entre los meses de julio y octubre.

Gtres

141 / 189

Serengueti. Tanzania

Para muchos, el mejor de los parques africanos. Con una extensión de más de 15.000 kilómetros cuadrados (su nombre en masai significa "la llanura sin fin), alberga una gran diversidad de paisajes en los que viven una nutrida población de animales, cerca de dos millones de ñúes, cebras y gacelas cruzan anualmente este territorio hacia el vecino Masai Mara en busca de pastizales durante la gran migración que tiene lugar de abril a junio. El otro gran parque tanzano es el Ngorongoro, ubicado en el interior de la gran caldera del volcán.

Turismo de Tanzania

Gtres

142 / 189

Delta del Okavango en Botswana

En el número 1000 de la lista del Patrimonio de la Humanidad está este delta interior formado por el río Okabango, cuyas aguas en las épocas de crecida inundan la gran llanura. Se estima que en esta área viven 200.000 grandes mamíferos.

 

 

MICHEL DENIS-HUOT

143 / 189

Reserva Nacional Masai Mara (Kenia)

La migración de miles de herbívoros desde el parque tanzano de Serengueti hasta la reserva keniata de Masai Mara, a 800 kilómetros, es uno de los mayores espectáculos naturales del planeta. Empieza antes de que la estación seca (de junio a noviembre) deje sin agua los arroyos y las lagunas.

DAVID BURSTEIN

144 / 189

Cañón del Río Blyde

Este curso de 25 km ha labrado un enorme laberinto acuático rodeado de vegetación. La mejor forma de contemplarlo es a bordo de un crucero o desde la carretera panorámica con miradores que lo bordea.

CHRISTIAN ALPERT

145 / 189

Río Blyde

Three Rondavels es el punto panorámico más espectacular del crucero por este frondoso cañón.

IAN TROWER / AWL IMAGES

146 / 189

Table Mountain

Las largas playas de Ciudad del Cabo ofrecen la mejor panorámica de su emblemático monte.

NICK LEDGER / AWL IMAGES

147 / 189

Península del Cabo

La carretera que la recorre pasa junto a playas acantiladas hasta alcanzar la punta más austral de África, el cabo de Buena Esperanza.

AGE FOTOSTOCK

148 / 189

Paraíso de fauna africana

El mayor trofeo del safari por Etosha es fotografiar leones, elefantes, manadas de oryx y rinocerontes.

RENÉ MATTES / GTRES

149 / 189

Hallazgos pétreos

Probablemente estas dos Namibias, el desierto y los parques del norte, junto a las huellas del colonialismo alemán en las ciudades, completen lo esencial del país. Pero hay más Namibias. Menos icónicas, tal vez, pero de una belleza constante, luminosa. Existen las zonas intermedias, situadas entre el río y el desierto. Las planicies minerales, de una vegetación austera y seca. La región de Damaraland, donde se hallan los petroglifos de Twyfelfontein y el denominado Matterhorn de África, el monte Spitzkoppe (1.728 m).

Gtres

150 / 189

Valle de las Rosas, Marruecos

A los pies del alto Atlas, en la confluencia con el Valle del Dades, se extiende una gran superficie de rosales damascenos salvajes cuya floración se inicia a principios de abril y finaliza a finales de mayo. Con las rosas secas se elaboran esencias y destilados para productos cosméticos.