Andalucía

51 / 142

Foto: Age fotostock

51 / 142

El museo de los íberos, en jaén (España)

El único museo dedicado a los íberos abrió puertas en Jaén a finales de 2017. El nuevo edificio recoge los principales testimonios materiales de la cultura íbera. Su colección reúne piezas procedentes de todos los museos de España y de Andalucía de gran valor arqueológico e histórico. De momento abre con una exposición temporal; pero se planea que la colección acabe por incluir hasta 3.500 piezas, muchas de ellas aún inéditas para el gran público.

Foto: Gtres

52 / 142

Sevilla en el Año Murillo

El Año Murillo, que conmemora el IV centenario del nacimiento del pintor barroco, ha comenzado con fuerza. Por primera vez, los visitantes del convento de los Capuchinos podrán contemplar el retablo en todo su esplendor, una de las obras maestras del genial artista. Exposiciones, como la del Museo de Bellas Artes, y dos interesantes itinerarios urbanos, nos brindarán la oportunidad de ver Sevilla con la mirada de Murillo.

 

Foto: Museo Picasso Málaga

53 / 142

Naturaleza muerta con gallo y cuchillo, Málaga

El impacto de la guerra en la obra de Pablo Picasso es evidente. Como por ejemplo, en esta naturaleza muerta de 1947, que tiene mucho de sacrificio en un altar. Un óleo sobre contrachapado que se puede ver en el Museo Picasso de Málaga, la ciudad natal del genial artista.

Foto: Turismo de Andalucía

54 / 142

Playa de Calahonda, Nerja (Málaga)

Esta pequeña playa de arena y grava oscura se ubica en el centro de Nerja, en la provincia de Málaga, junto al balcón de Europa, un mirador con vistas panorámicas sobre el mar famoso en todo

Foto: Turismo de Andalucía

55 / 142

Playa de Burriana, Nerja (Málaga)

Esta playa está considerada como la mejor del municipio malagueño de Nerja; así que con derecho debe figurar entre las mejores playas de Andalucía. Se encuentra ubicada en el extremo oriental de la ciudad y debido a su fama suele ser muy concurrida

Turismo de Andalucía

56 / 142

Playa de la Caleta (Málaga)

El barrio de la Caleta, como también el Limonar, aparece en Málaga a finales del S. XIX cuando la burguesía malagueña comenzó a construirse palacetes y villas para huir del centro. Así esta playa toma su  nombre del burgués barrio al que pertenece. La playa tiene una longitud de un kilómetro de arena fina y suele llenarse de bañistas por su fácil acceso y proximidad al centro histórico de Málaga. Su acceso está adaptado y está equipada con lo necesario para pasar un agradable día de playa.

Turismo de Andalucía

57 / 142

Playa de Bajamar, Vélez-Málaga (Málaga)

La playa de Bajamar es una playa ubicada en el turístico municipio de Vélez-Málaga. Es una playa con arena oscura de reducidas dimensiones (apenas 800 metros de largo y 25 de ancho). Por el contrario, su nivel de ocupación es bajo por lo que es ideal para pasar un día de playa alejados del bullicio que hay en otros arenales de la zona. Es una de las playas de Málaga en las que se permite la práctica del nudismo. 

Turismo de Andalucía

58 / 142

Playa de Matalascañas (Huelva)

Esta es una de las playas más populares de la provincia de Huelva. Con ambiente familiar, se trata de una extensa playa de arena fina y blanca con algo más de cinco kilómetros de extensión. Lo que la convierte en una de las más grandes de la Costa de la Luz. Está dotada con diferentes instalaciones y con un paseo peatonal desde el que observar la Peña, o también la Piedra, que sobresale en su orilla. Se trata de la antigua Torre de la Higuera, que se encuentra así desde el fuerte maremoto de Lisboa en 1755. 

Turismo de Andalucía

59 / 142

Acantilado de Asperillo, entre Mazagón y Matalascañas (Huelva)

En el pequeño municipio de Almonte, en pleno Parque Natural del Entorno de Doñana, encontramos este paisaje singular, considerado como una de las formaciones costeras más peculiares de España. Se trata del Monumento Natural Acantilado del Asperillo, un sistema de dunas fósiles totalmente virgen que ocupa más de doce hectáreas de costa. Si Marte tuviera mar, tal vez el paisaje sería muy similar a este. Es espectacular pasear a lo largo de la extensa playa y ver las distintas tonalidades de ocres, naranjas y negros en los distintos niveles estratificados. Calma y tranquilidad, aunque el acceso sea algo complicado.

Turismo de Andalucía

60 / 142

Caletilla, Almuñécar (Granada)

Podemos decir que el municipio de Almuñécar es la capital de la Costa Tropical, que es como se conoce al litoral de la provincia de Granada. Cuenta con cerca de 20 kilómetros de costa, con cerca de una treintena de playas, entre la que destaca la Caletilla como una de las más apreciadas por los vecinos del lugar. Esta playa urbana de arena oscura y grava es una de las mejores de Andalucía, sobre todo para los que buscan un lugar tranquilo para disfrutar de un día en familia. 

Turismo de Andalucía

61 / 142

Cala La Rijana, Gualchos (Granada)

Entre las mejores playas de la Costa Tropical de Granada, a pesar de que se llega a ella a través de un corto túnel. Aislada y de pequeñas dimensiones, apenas unos 250 metros de una fina línea de arena oscura y bolos, disfruta de un mar azul y cristalino. Abrazada por las grandes rocas que llegan justo al mar, se caracteriza por las ruinas de una antigua torre vigía que brinda uno de los paisajes más reconocibles del litoral de la provincia. Carece por completo de equipamientos.

Turismo de Andalucía

62 / 142

Playa de Calahonda, Motril (Granada)

Perteneciente al pequeño municipio de Motril, la de Calahonda es una de las playas favoritas de muchos veraneantes para disfrutar de la Costa Tropical en la provincia de Granada. Es una playa de arena gruesa y oscura y aguas trasparentes bastante grande bien equipada y con acceso adaptados. Hay que tener especial cuidado con los niños y personas que no sepan nadar ya que la entrada a la playa es abrupta. 

Turismo de Andalucía

63 / 142

Playa los Genoveses, Níjar (Almería)

Una bahía para un arenal de cine (por su belleza, pero también por haber sido escenario de numerosas películas). La playa de los Genoveses, en Almería, está formada por dunas de arena fina y dorada salpicadas por chumberas y pitas autóctonas. Es uno de los rincones más bellos del Parque Natural Cabo de Gata y, de hecho, acostumbra a aparecer siempre en la lista de las mejores playas de España. Está ubicada en el valle del Campillo del Genovés, un lugar sin apenas construcciones y sin carreteras asfaltadas que se conserva en su estado más puro. Se puede acceder andando desde el núcleo urbano de San José. Sus aguas nos reciben en un abrazo calmo. No cuenta con equipamiento ni su acceso está adaptado para personas con movilidad reducida.

Turismo de Andalucía

64 / 142

El Playazo, Rodalquilar (Almería)

Tan impresionante y extenso es este arenal virgen que los del lugar la llamaron así: el playazo. Sin duda, es una de las mejores playas de Andalucía. Es otra de las muchas opciones que tenemos para perdernos en el Parque Natural Cabo de Gata. Un kilómetro de arena fina en el entorno desértico de Almería. No es fácil acceder a esta belleza, pues hay que seguir un camino de 3 kilómetros que parte en los alrededores del municipio de Rodalquilar. Pero el esfuerzo vale la pena; además, durante en el paisaje del camino se encuentra la Torre de los Alumbres, de  estilo renacentista, construida en 1510 para la defensa del valle de Rodalquilar contra los piratas berberiscos. 

Turismo de Andalucía

65 / 142

Playa de los Muertos, Carboneras (Almería)

A pesar del nombre, para muchos, aquí se encuentra el agua más azul y cristalina de la zona de la provincia de Almería. Eso sí, no es fácil llegar... Precisamente por ello, Playa de los Muertos se mantiene libre de masificaciones. Es un arenal perfecto para practicar el naturismo. Que sus aguas sean cristalinas no significa que el baño sea familiar. Al contrario, con viento fuerte de levante, es una playa peligrosa. A pesar de todo ello, o por todo ello, la playa de los Muertos merece estar entre las mejores playas de Andalucía.

Turismo de Andalucía

66 / 142

Ensenada de Mónsul, Níjar (Almería)

Una de las playas más cinematográficas de España. Ésta es la playa de Indiana Jones y también la de Lawrence de Arabia y, más reciente, también la de David Bisbal… El escenario natural es una maravilla: 400 metros de arena oscura y fina divididos por un pintoresco tómbolo conocido como “la peineta”. Se encuentra en la zona protegida del Parque Natural de Cabo de Gata, en Almería. Sus aguas son cristalinas y su fondo marino es rico, por lo que es ideal para hacer snorkel. Es tan popular que durante el verano suele estar muy concurrida; pero fuera de temporada se siente la intimidad de uno de los paisajes más bellos de la costa de Andalucía.

Turismo de Andalucía

67 / 142

Playa de la Guardia, Salobreña (Granada)

Esta playa de arena gruesa y de poco más de un kilómetro se ubica en la bahía de la Caleta, bajo el castillo de Salobreña, en la Vega de la Guardia. Es uno de los rincones con más encanto de la Costa Tropical, en Granada. Es ideal para relajarse, desconectar y volver cargados de energía. Todas las playas de Salobreña tiene su propio encanto; pero en playa de la Guardia, hay una zona protegida que ha conseguido regenerar el ecosistema “Arrecifes de Salobreña”  por lo que es un atractivo añadido para los amantes del submarinismo. 

Turismo de Andalucía

68 / 142

Costa de Maro, Nerja (Málaga)

Nerja fue un día pueblo de pescadores; hoy sus estrechas casas blancas en pendiente son un centro turístico de la provincia de Málaga. Su principal atractivo está en sus playas, que habitualmente aparecen entre las mejores de España, entre ellas la playa de Maro, o también conocida como la Cala de Maro, una de las mejores playas de Andalucía. Su acceso es fácil, tiene aguas cristalinas, vegetación que llega al borde de una arena gruesa y oscura. La peculiar cala se encuentra en el  Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo, una franja de costa protegida que se extiende hacia el mar y que brinda al viajero algunos de los paisajes más espectaculares de la región. 

Turismo de Andalucía

69 / 142

Playa de La Caleta (Cádiz)

Esta playa de arena fina y dorada es todo un símbolo en la ciudad de Cádiz y, sin duda, una de las mejores playas de Andalucía. Mide 650 metros de longitud y está ubicada entre los Castillos de Santa Catalina y San Sebastián. Es de esas playas urbanas que no tienen nada que envidiar a los arenales vírgenes de otras zonas. Y es que aquí la belleza la pone el bello entorno urbano, en el que destaca tanto el balneario de Nuestra Señora de la Palma y del Real y las fortificaciones defensivas, como los atardeceres. Los atardeceres de Cádiz deberían considerarse Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por su gran belleza.

Turismo de Andalucía

70 / 142

Playa de Bolonia, Tarifa (Cádiz)

El camino de acceso a este arenal nos da una perspectiva de la belleza virgen del lugar: dunas y arena fina y un mar cristalino. A muy pocos kilómetros de Tarifa, en la provincia de Cádiz, es una de las pocas playas vírgenes que se conservan en el sur de España. Se trata de una playa extensa que mide cerca de 4 kilómetros que presenta algunas singularidades a destacar como la Duna de Bolonia, monumento natural y clave en la riqueza ecológica de la zona y la antigua ciudad romana de Baelo Claudia. 

Turismo de Andalucía

71 / 142

Costa de Mazagón, Palos de la Frontera-Matalascañas (Huelva)

Las playas vírgenes de Mazagón son una buena forma de conocer los encantos de la Costa de la Luz, en Andalucía. Estamos hablando de cerca de 30 kilómetros de playas, entre Mazagón y Matalascañas. En esta extensión hay una gran variedad de arenales que escoger: desde la propiamente conocida como playa de Mazagón, familiar y urbana, pasando por la playa Puente Vigía, menos frecuentada que la anterior, hasta las playas vírgenes de Doñana, como el Monumento Natural Acantilado del Asperillo que es una de las formaciones costeras más singulares de España

Foto: Gtres

72 / 142

Sevilla y el flamenco

Dice la canción que Sevilla tiene un color especial. Y no solo eso; también una sonoridad muy singular: el flamenco, y en concreto, las sevillanas. El flamenco es un arte que nació de la fusión de distintas culturas que convivieron en Andalucía. Por ello, la capital andaluza es también la capital mundial del flamenco. Para empaparse de pasión flamenca hay que ir hasta el barrio de Triana, donde se cree que en el S. XVIII nació este género de guitarras, castañuelas, cajón y trajes de bailaoras. Hoy es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y se puede escuchar en las peñas flamencas de la ciudad, salas y tablaos.

73 / 142

Almonaster la Real

Este pueblo fundado por los romanos conserva vestigios árabes. En lo más alto sobresale el campanario, antiguo alminar de la mezquita que había en el siglo IX y de la que han sobrevivido elementos originales, como el mihrab. 

74 / 142

Reserva de la Biosfera

En el norte de Aracena hay dehesas con alcornoques y encinas en las que el cerdo ibérico se cría en libertad. La sierra de Aracena se halla integrada en las Dehesas de Sierra Nevada, un territorio reconocido por la Unesco desde el año 2002.

75 / 142

Tierra de frontera

La sierra de Aracena fue en el pasado amenazada por los ejércitos lusos desde el norte y por los musulmanes desde el sur. De ahí que los reyes cristianos levantaran una línea de castillos y atalayas convertida ahora en una ruta monumental.
 

76 / 142

Gruta de las maravillas

Esta cavidad de origen kárstico se abrió al público en 1914. Se recorren 12 salas que albergan hasta 6 lagos.

77 / 142

La virgen de Alájar

Los habitantes de la sierra de Aracena sienten gran devoción por la talla que se guarda en la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles.

78 / 142

Linares de la Sierra

En sus calles empinadas se despliegan escalinatas, miradores y un pavimento con piedras de colores.

Foto: Gtres

79 / 142

la catedral

Foto: Gtres

80 / 142

la giralda

81 / 142

El Puente Romano

Desde hace casi dos mil años cruza el Guadalquivir y da acceso al barrio de la Mezquita-Catedral.

82 / 142

La Mezquita

En la Sala de Oración, casi un millar de columnas unidas por arcos dobles de herradura se elevan como en un bosque de mármol. La Mezquita, declarada Patrimonio Mundial junto al barrio de la Judería, es uno de los grandes legados del arte musulmán en España, y testimonia el esplendor que alcanzó el Califato (años 929-1031). Los reinados de Abderramán III y su hijo Alkahén II lograron el apogeo político, cultural y económico del territorio llamado al-Andalus.
 

83 / 142

Sombreros cordobeses

Tradicionalmente fabricados en Córdoba, este tipo de sombrero se ha convertido en un símbolo de la comunidad andaluza. 

Foto: Gonzalo Azumendi

84 / 142

Plaza de españa

Un semicírculo con dos torres en los extremos y un canal enmarcan los edificios construidos para la Exposición Iberoamericana de 1929.

Foto: Sylvain Sonnet / Getty Images

85 / 142

Jardín del Mercurio, Reales Alcázares

Un estanque con una figura de Mercurio y el muro decorado con la Galería de los Grutescos conforman este bonito jardín dentro de los Alcázares. 

Foto: Gonzalo Azumendi

86 / 142

Reales Alcázares

Una cúpula decorada con mocárabes cubre el bello Salón de los Embajadores, dentro del Palacio Mudéjar.  

Foto: Antonio Díaz / Age Fotostock

87 / 142

Arte mudéjar

El Patio de las Doncellas de los Reales Alcázares, está rodeado por arcos lobulados sobre dobles columnas de mármol. 

Foto: Pixelin Pictures

88 / 142

La Sevilla del siglo XXI

Las Setas, del berlinés Jürgen Mayer, es una colosal estructura de madera con cinco niveles. En el superior, a 28,5 metros, alberga un mirador.

Foto: José Manuel Azcona

89 / 142

Barrio de Santa Cruz, cerca de la plaza de Doña Elvira

Un entramado laberíntico de calles desordenadas y deliciosos rincones (como el de la imagen) conforman uno de los barrios más conocidos de la ciudad, el barrio de Santa Cruz.

Foto: Gonzalo Azumendi

90 / 142

Una Catedral fascinante

Cuando el califa Abu Yakub Yusuf ordenó reconstruir la mezquita de Adabbás a mediados del siglo XII, nada hacía pensar que el edificio se convertiría casi 300 años después en la mayor catedral cristiana del mundo, al menos en volumen. De la etapa almohade ha preservado el alminar, al que en el siglo XVI se le añadió un campanario y en el XVIII una veleta de bronce, el Giraldillo. Aparte de la Giralda, la catedral sevillana guarda más tesoros dentro que fuera: el retablo gótico de la Capilla Mayor, las pinturas de Zurbarán y Murillo en la Sacristía Mayor y la Sala Capitular, y la tumba de Cristóbal Colón. La visita al templo reserva para el final el delicioso Patio de los Naranjos, el antiguo patio de la mezquita. 

Foto: Domingo Leiva Nicolas / Age Fotostock

91 / 142

La Giralda

El icono más conocido de Sevilla, visto desde una de las puertas de acceso al recinto de los Reales Alcázares.

Foto: CSP_Neirfy / Age Fotostock

92 / 142

Torre del Oro

De 1190, formaba parte de la muralla sarracena y servía para controlar el tráfico de barcos por el Guadalquivir. Hoy es la sede del Museo Naval.

Foto: Ayuntamiento de Sevilla

93 / 142

Las delicias artísticas del año Murillo

En 2017 se cumplen cuatro siglos del nacimiento de Murillo (1617-1682), el artista que fijó el imaginario amable de la Contrarreforma y retrató la atmósfera popular del Siglo de Oro con sus cuadros de temas profanos. El Año Murillo propone un programa que recreará la Sevilla barroca en las calles y en exposiciones en diversos espacios, entre los que destaca el Museo de Bellas Artes, la Catedral y el Centro Santa Clara. Además se han preparado rutas para descubrir las pinturas del artista que se hallan en distintos monumentos de la ciudad, como la iglesia de la Caridad, el Palacio Arzobispal o el monasterio de Santa María la Blanca. El inicio de esta ruta podría ser la plaza del Museo de Bellas Artes, junto a la estatua en bronce del pintor sevillano. 

Foto: Julio Segura, Getty Images

94 / 142

Cuenca minera de Riotinto

En el municipio español de Riotinto, provincia de Huelva, se halla una de las explotaciones mineras más singulares de la Península célebre por los efectos cromáticos que la tierra, rica en minerales, produce en las aguas del río.

Foto: Julio Segura, Getty Images

95 / 142

Un yacimiento históricamente explotado

Los característicos tonos rojos, naranjas y amarillos que tiñen las aguas del río Tinto son debidos a los yacimientos que se hallan en el lecho del río y que contienen cantidades de hierro y otros materiales pesados que se disuelven en sus aguas. La riqueza mineral del río es conocida desde la edad del Cobre, sin embargo no se empezó a explotar el yacimiento minero hasta la época romana. 

Foto: Julio Segura, Getty Images

96 / 142

La Casa 21

Además de contemplar los caprichosos juegos de colores de las aguas del río, una visita a la Casa 21 permite conocer como era la vida cotidiana de los trabajadores de la mina y su familia. Estos llegaron junto con la empresa inglesa –Rio Tinto Company Limited– que explotó el yacimiento desde finales del siglo XIX hasta la mitad del XX, y que construyó residencias para los empleados. La Casa 21 fue una de ellas, y en su interior se conserva la estructura de la vivienda así como las diferentes estancias. 

Foto: Julio Segura, Getty Images

97 / 142

Un espacio único

En las aguas del río Tinto se dan unas condiciones extraordinarias debido a la elevada cantidad de metales pesados que se disuelven en ellas. La densidad del agua es muy alta, escasea el oxígeno y el ph es muy ácido. Esto ha llamado la atención de los expertos, quienes han confirmado que se trata de un paisaje y unas condiciones muy parecidas a las que se han encontrado en algunas zonas de Marte. En abril del año 2016 se realizaron ensayos de exploraciones por parte del Centro de Astrobiología para mejorar las técnicas de un equipo astronauta-robot. 

Foto: Julio Segura, Getty Images

98 / 142

La historia de su pasado

El Parque Minero de Riotinto ha conseguido mantener vivo su pasado. Se han recuperado 12 kilómetros de la antigua vía que unía la mina con el puerto de Huelva, construida también a raíz de la llegada de la Riotinto Company Limited. En un recorrido de aproximadamente una hora y media, la locomotora arrastra los vagones restaurados por los extraordinarios paisajes de la cuenca minera, ofreciendo imágenes que rozan el surrealismo.

Foto: Colin C Wheeler

99 / 142

Desierto de Tabernas, Almería: Sólo ante el peligro

Al norte de la ciudad de Almería se encuentra esta árida llanura compuesta de cárcavas, ramblas, torrenteras y taludes propias de los paisajes badlands. Se trata del desierto de Tabernas, conocido por haber servido de escenario a numerosas películas de spaghetti western durante la década de los 60 y 70. También por ser uno de los mejores lugares de la zona para el avistamiento de aves, ya que está protegida para que estos animales puedan refugiarse en él. Entre ellos se pueden ver el vencejo real, el solitario o la granjilla, además de algunos mamíferos como el zorro, el lirón o el conejo.

100 / 142

Mapa

Localización de los puntos de interés del centro de la ciudad de Granada.