Centroamérica

1 / 3

Foto: Age Fotostock

1 / 3

Belice

Cuando se piensa en el país centroamericano se piensa en naturaleza. Belice limita al norte con México y al oeste y el sur con Guatemala, y es un paraíso natural en el que cerca del 60% de su territorio está cubierto por un denso bosque. En él la flora y la fauna es muy diversa, tanto que aún se pueden ver en libertad animales como el jaguar, el puma, el tapir, el cocodrilo o el tucán. Pero Belice también es mar y es perfecto como punto de partida para visitar la segunda barrera de coral más grande del mundo, ubicada en el mar Caribe, y que aquí toma el nombre de Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice. Es aquí, además donde se ubica el Gran Agujero Azul, un sumidero circular de más de 300 metros de ancho y 123 de profundidad muy deseado entre los submarinistas expertos por las especies que en él viven.

Foto: Age Fotostock

2 / 3

San Salvador

Capital de El Salvador, esta es probablemente una de las ciudades más desconocidas de América. La que fuera una de las primeras ciudades fundada por los españoles en Centroamérica es hoy la ciudad más dinámica de “El Pulgarcito de América”, como se conoce a El Salvador por su pequeño tamaño. San Salvador es café, es naturaleza y es historia, una historia que se empieza a narrar en la Plaza de la Libertad, una de las principales de la ciudad y con un origen que se remonta 400 años. En sus alrededores se ubicaba antaño las instituciones públicas y religiosas del país y en su centro se levanta el “Ángel de la Libertad”, estatua que conmemora la independencia del país.

Otros lugares de San Salvador son la Catedral de San Salvador, en cuyo interior se ubica la cripta Monseñor Romero, ejemplo en la lucha a favor de los derechos humanos; la Iglesia del Rosario, peculiar por haber sido construida en forma de arco; las plazas Gerardo Barrios y Salvador del Mundo, lugares de reunión de los salvadoreños; el Palacio Nacional, construido para albergar a los Estados de Poder (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) pero que hoy acoge al Archivo General de la Nación; y el Teatro Nacional, el primero de Centroamérica.

 

Foto: AgeFotostock

3 / 3

El Gran agujero azul (Belice)

Este lugar, más que para darse un baño, es para algo más profundo: en concreto, para bucear. Casi una circunferencia perfecta que se encuentra a dos horas de navegación del cayo Caulker, en Belice. Fue Jacques Cousteau quien popularizó este espectacular agujero de un azul profundo. Aunque es uno de los sitios soñados por los buceadores, es desde el aire desde donde mejor se aprecia su magia.