Costa da Morte

1 / 10

AGE FOTOSTOCK

1 / 10

Primer objetivo: Negreira

A través de la suave Terra da Maía, de puente en puente y entre robles y eucaliptos, se alcanza el Alto do Mar de Ovellas, con la providencial fuente de Santa María Trasmonte, que ofrece agua fresca en la cima. Tras disfrutar de la vista, hay que seguir hasta el pueblo de Ponte Maceira Vella, con su puente (siglo XV) sobre el río Tambre, y concluir en Negreira, villa idónea para pernoctar la primera noche, tras 21 kilómetros de ruta.

SERGI REBOREDO

2 / 10

Cee

Las villas de Cee y Corcubión están unidas por un agradable paseo que va bordeando la ría. La primera es moderna y comercial, mientras que Corcubión es un conjunto más histórico, con casonas solariegas y edificios de galerías acristaladas, sin olvidar la iglesia gótica de San Marcos, que custodia una imagen del santo, dicen que traída por unos condes venecianos.

GTRES

3 / 10

Muxía

Para muchos el camino y la experiencia no concluyen en Fisterra porque deciden continuar hasta la villa Muxía, algo más al norte. Una opción es caminar siguiendo la Costa da Morte; otra posibilidad es caminar por el interior, tomando aquel ramal que partía de la localidad de Hospital y que atravesaba aldeas rurales, como Ozón y Moraime, ambas con una iglesia románica. Llegados al término de Muxía, los pasos se encaminan hacia el santuario de Nosa Señora da Barca, la última meta devocional del viaje. La leyenda relata que la Virgen llegó a este lugar para confortar al apóstol Santiago, y lo hizo a bordo de una barca de piedra cuyos restos se conservan junto a la capilla. Su ubicación nos regala otra oportunidad de disfrutar del entorno, sentados junto a las llamadas «piedras del milagro» y con las olas rompiendo a nuestros pies.

caminodosfaros.com

4 / 10

Costa da Morte. O Camiño dos Faros.

Esta excursión por uno de los tramos más bellos del litoral gallego parte de la localidad de Malpica para acercarse hasta el mítico cabo Fisterra, haciendo paradas en lugares tan mágicos como el santuario de A Nosa Señora da Barca, Muxia, el cabo Vilán y Camelle. Es un itinerario de unos 200 kilómetros en el que los atractivos gastronómicos se suman a los paisajísticos y en el que los mágicos faros que puntean esta costa son los grandes protagonistas. 

AGE FOTOSTOCK

5 / 10

Cabo Fisterra

Un faro de 1853 preside la punta marina donde los romanos ubicaban el fin del mundo. Desde 2007 es Patrimonio Europeo.

FOTOTECA 9 X 12

6 / 10

Tradición en Camariñas

Las barcas varadas y las antiguas casas con galerías acristaladas que se asoman al puerto preservan el aire tradicional de Camariñas. Capital de su concejo, esta localidad también es conocida por sus encajes de bolillos, una artesanía que ya se realizaba en el siglo XVI y cuya historia se puede descubrir en el Museo do Encaixe.

FOTOTECA 9 X 12

7 / 10

Punta de a Barca

El santuario de A Virxe da Barca, de 1719, ofrece una de las panorámicas más bonitas del Camino de Santiago en Galicia. Se localiza al sur de la ría de Camariñas.

ANTONIOI VÁZQUEZ

8 / 10

Praderas junto a la Ría de Corme y Laxe

Laxe, Ponteceso y Corme son las localidades que delimitan de sur a norte esta ría coruñesa. Sus orillas, encajadas entre prados donde se alimenta el ganado, albergan ejemplos de arquitectura tradicional gallega. En la imagen, el valioso grupo de hórreos cercano a Ponteceso.

TONO ARIAS

9 / 10

Malpica

Un paseo en barco desde este pueblo acerca a la Punta Nariga, coronada por el faro más moderno de la Costa da Morte, de 1995.

Mapa: BLAUSET

10 / 10

Etapas en la Costa da Morte

1 Cabo Fisterra. Desde el simbólico cabo del fin del mundo se disfruta de la puesta del sol sobre el océano.

2 Muxía. Sobre un saliente de la ría de Camariñas, tiene un famoso santuario marinero que es etapa jacobea.

3 Laxe. Villa emplazada frente a bahía y con un agradable paseo marítimo que se asoma a su extensa playa.

4 Malpica. La Casa do Pescador está decorada con murales de aire marinero, obra del coruñés Urbano Lugrías.