La Rioja

1 /30
Punto Lácteo DOP Queso Camerano 2

Foto: Idónea Comunicación

1 / 30

Una nueva edad de oro para Cameros

Quién iba a decir que, cuarenta años después de que Jesús Martínez instalara aquellos puntos lácteos para la comunidad, sus cuatro hijos recogerían su legado para rescatar de nuevo este queso histórico y exclusivo y revitalizar la economía de los ganaderos de Cameros. A través de un estudio conjunto con la Universidad de La Rioja, la quesería Lácteos Martínez pudo recuperar la receta del queso camerano que tan celosamente guardaron los monasterios de la zona. El siguiente paso fue unir esfuerzos con la ganadera Pilar Blanco y la DOP para instalar un punto lácteo en la localidad de Jalón de Cameros.

El punto lácteo surgió como una idea de superar la dificultad que suponía para los camiones cisterna llegar a algunos lugares de la sierra. Por otro lado, también servía a los ganaderos de producción baja o quienes no tenían recursos para mantener la leche en condiciones óptimas. Para poner solución a estos problemas, la instalación se ubicó en una zona estratégica para que las granjas del territorio quedaran dentro de un radio de distancia lo menor posible. En él se colocaron varios tanques, uno para cada pastor, donde cada día se dirigen con sus candajas (lecheras) para introducir la leche. De esta manera, tan solo quince minutos separan el ordeño de la llegada al punto lácteo, donde se conservan las propiedades perfectas del producto para su consumo.

Tres veces a la semana, el camión cisterna de Lácteos Martínez se acerca a Jalón de Cameros para recoger la leche, además de a otras ganaderías, ubicadas en un radio de 100 km, que sí disponen de recipientes de conservación y fácil acceso. De esta forma, la quesería ha conseguido darle al queso camerano la época dorada que tanto merecía, protegiendo el sector primario, apoyando a los ganaderos más pequeños y velando por la trazabilidad del producto. Con esta iniciativa, no sólo se ha conseguido que las granjas puedan conservar el negocio, sino que muchas han incrementado sus ingresos y se plantean invertir más en ganado.

Proceso Haro-93

Foto: Idónea Comunicación

2 / 30

Proceso artesanal y responsable

Es primera hora de la mañana cuando el camión entra en la quesería y se inicia el proceso de producción del queso camerano, del cual es responsable Javier Martínez, maestro quesero avalado por sus 34 años de experiencia. Él es el encargado de mantener ese equilibro entre los métodos de elaboración tradicional y la maquinaria, en cuyo diseño interviene para obtener el mejor producto posible y no desperdiciar ni una gota de leche. Un olor lácteo con notas ácidas marca el recorrido por las diferentes salas de producción. Tras el primer paso de pasteurizar la leche, se inicia la fermentación con bacterias elaboradas por la propia quesería y se extrae el cuajo, que posteriormente se vende a empresas de helados y repostería.

El queso camerano, conocido como queso de la sierra por su acidez, necesita de una fermentación intensa, por lo cual el moldeo viene seguido de un proceso llamado volteo. De forma artesanal y durante media hora, se le da la vuelta al producto seis veces para ayudar a que las bacterias se repartan y se integren correctamente antes de salarlo. La producción es tan limitada que lo hace único. Ésta depende de la época del año, puesto que en primavera las cabras generan un 50% más de leche, momento en el que se aprovecha para hacer la variedad de curado, que necesita de más tiempo en cámara. Para poder obtener un kilo de queso camerano son necesarios ocho litros de leche, pero gracias al crecimiento del sector en la zona, en el último año se ha llegado a superar los 40.000 kilos de producto, un número que se prevé dejar atrás en 2021.

DOP Queso Camerano 10

Foto: Idónea Comunicación

3 / 30

Para comerse hasta la corteza

El elogio al queso camerano proviene de tiempos tan lejanos como su existencia. Ya en el siglo XIII, Gonzalo de Berceo escribía en la vida de San Millán: “Unas tierras dan vino, en otras dan dineros, […] Quesos dan en ofrendas por todos los camberos”. Este producto es uno de los mejores ejemplos de que el queso no es sólo un típico acompañante, sino que a su alrededor existe toda una cultura que lo ensalza como tesoro gastronómico. Quizá se deba a uno de sus secretos mejor guardados: su corteza natural y comestible. Gracias a las friegas con aceite de oliva, que facilitan que en la superficie del producto crezcan los dos únicos tipos de moho permitidos, el común y el nórdico, la capa que rodea el queso camerano, tras su posterior limpieza, es tan comestible como el interior del mismo, y además, mucho más fácil de conservar que uno recubierto de pintura plástica.

A excepción del queso fresco, sólo producido en la quesería Quesos Celia, el semicurado y el curado son exclusivos de Lácteos Martínez. El semicurado, cuya fermentación dura un mes, presenta aromas de corteza de pino y es muy cremoso al paladar, donde deja notas lácteas ácidas que recuerdan al yogur. En cambio el curado, que puede alcanzar los tres meses en cámara, tiene olores herbáceos que retrotraen a la alimentación de las cabras, con un sabor suave y distinguido. Sin duda, la situación de alta montaña de la Sierra de Cameros hace que la alimentación del ganado sea diferente. Además, la leche de invierno tiene más grasa y proteína, pero en cambio la de primavera presenta más matices del consumo de vegetales de los animales. Este conjunto de factores hacen que el queso pueda variar ligeramente de sabor dependiendo de la época del año.

pastor-2

Foto: Idónea Comunicación

4 / 30

Pequeño pero luchador

Del queso camerano se podría decir muchas cosas: Es el primer queso certificado y vinculado en origen a la comunidad autónoma, primer queso de la región en obtener la DOP y además, el único. Desde que en 2009 se autorizara la Denominación de Origen Protegida y se ratificara en la Unión Europea en 2012, el producto no ha parado de crecer y ya se comercializa en varios países de Europa, entre los cuales se encuentran Holanda, Bélgica, Polonia y Alemania, pero también al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos. Aunque la DOP ya cumple diez años de vida, tan sólo dos queserías y diez ganaderías están adscritas a ella, por lo que únicamente unas 5.000 cabras son las responsables de la producción de este queso tan especial.

El queso camerano sólo puede producirse dentro de las áreas de La Rioja delimitadas por la Denominación de Origen Protegida, que suponen una zona de 407.149 hectáreas. Además, las únicas razas de cabra permitidas son la Murciano-Granadina, la Malagueña, la Serrana, la Alpina y sus cruces, aunque a día de hoy en las ganaderías sólo están presentes las dos primeras. En condiciones climatológicas normales, la alimentación a base de pastoreo supone alrededor del 80% del total, con lo cual se garantiza un sabor auténtico que la DOP pretende conservar. En menos de un kilo de peso, el queso camerano concentra mucho más que un queso: la fórmula de la recuperación de un producto único que ha revivido la producción ganadera de la Sierra de Cameros y ha ayudado a conservar la población de su medio rural.

j

Foto: Abalos+Sentkiewicz

5 / 30

Estación de Logroño

El ferrocarril llegó a Logroño en 1863 de la mano del general Espartero. Desde entonces, la ciudad ha tenido cuatro estaciones distintas. En 1958 se inauguró una nueva estación adaptada a los nuevos tiempos y se mantuvo hasta 2010 que fue derribada. Ese mismo año, se construyó una provisional justo al lado de la antigua hasta que la actual estuviera construida. No tardó mucho, un año más tarde se inauguraba la nueva estación, que a diferencia del resto estaría soterrada. En total, más de 1.400 metros de línea férrea que quedaron opacados bajo tierra, a los que la ciudad ganó en forma de parques y zonas verdes.

 

¿Qué la hace singular?

Justamente, el soterramiento y la reestructuración de la estación le ha valido a Logroño para ser nominada a los ‘Nobel’ europeos de arquitectura, los premios Mies Van Der Rohe. En palabra del Colegio Oficial Arquitectos de La Rioja (COAR), la nominación viene después de haber eliminado la brecha que dividía la ciudad y crear en su lugar un gran parque que favorece y aumentará el bienestar social.

Foto: iStock

6 / 30

Rioja Alta y Rioja Alavesa

Sí, el vino define la Península Ibérica como ningún otro cultivo, pero en esta zona ubicada entre la Sierra Cebollera y la de Cantabria su cultura se ha sublimado hasta la perfección. Viñedos que ondulan burlando al Ebro, aldeas horadadas por decenas de calados y bodegas que han liderado la revolución enoturística del país son sus principales reclamos visuales. pero aquí lo que impera es el sentido del gusto, de ahí que sea un pecado obviar los pintxos en Ezcaray, las chuletillas asadas al sarmiento en cualquier viñedo o los restaurantes modernos que, ya sea en Haro, Briones, Laguardia o en Elciego, sofistican a un vino que cada vez es más vanguardista. 

Javier Zori del Amo, director digital de Viajes National Geographic.

ACI

7 / 30

Briones

El Museo de la Cultura del Vino, situado en esta localidad, expone obras de Picasso, Sorolla y Chillida. En su jardín tiene 220 variedades de cepas.

AGE Fotostock

8 / 30

Sierra de La Demanda

El pico San Lorenzo, de 2260 m, es el más alto de la Sierra de La Demanda, un paisaje protegido que se extiende por el oeste riojano.

AGE Fotostock

9 / 30

Bodega Lopez de Heredia

Los alicientes monumentales y paisajísticos de La Rioja pueden combinarse con catas, cenas con maridaje y paseos entre viñas, a pie, en bicicleta o a caballo. Muchas bodegas realizan visitas comentadas. Algunas también ofrecen alojamiento y relajantes sesiones de vinoterapia. En Brionesy Haro, por ejemplo, han apostado por la fusión entre tradición y arquitectura contemporánea, como la de Bodegas López de Heredia-Viña Tondonia, un diseño de la arquitecta de origen iraquí Zaha Hadid.

AGE Fotostock

10 / 30

Monasterio de Yuso

Los sobrios muros de este monasterio guardan tesoros como la Sala de los Reyes y el claustro, donde se exhiben pinturas, marfiles y cantorales.

AGE Fotostock

11 / 30

Monasterio Santa Maria la Real

En este monasterio de Nájera se conserva el tríptico "Ángeles tocando música", del siglo XV, pintado por el el maetsro flamenco Han Memling.

Foto: Lorena Suárez

12 / 30

Patatas a la riojana, La Rioja

Este guiso elaborado con patatas, chorizo y pimentón es uno de los más característicos de La Rioja. Su origen se remonta a cuando la patata fue introducida en España, momento en el que se empezó a emplear para alimentar a los jornaleros que decidieron mezclarlas con el chorizo riojano. Actualmente es una de las tapas más típicas de los bares de la región, aunque no es la única. Mención especial a las chuletas al sarmiento, el bacalao a la riojana o los villagodios (chuletón asado de lomo medio-alto). Todo ello se puede acompañar con uno de los orgullos de la región, el vino de Rioja

Zarateman

13 / 30

Museo Würth, La Rioja

Desde el 2007, el polígono industrial de El Sequero es un lugar de culto para los amantes del arte contemporáneo. Quién iba a decir que lo que sería una multinacional de materiales de construcción acabaría convirtiéndose en un museo donde poder contemplar obras de Andy Warhol, Pablo Picasso, Jackson Pollock, Fernando Botero, Eduardo Chillida o Roy Lichtenstein, entre otros artistas mundiales. En total, el Museo Würth de La Rioja alberga más de 17.000 piezas de arte de diferentes corrientes artísticas desde el siglo XIX. Una colección privada del empresario y coleccionista alemán Reinhold Würth que se ha convertido en una de las más importantes de Europa.   

Foto: Age Fotostock

14 / 30

Paisajes del Ebro

Cerca de San Asensio, el paisaje se despeja y el río discurre sinuoso entre las viñas, creando meandros como el de la imagen.

Foto: Age Fotostock

15 / 30

Santo Domingo de la Calzada

La plaza Mayor de este pueblo monumental está rodeada de caserones blasonados como el que acoge el Ayuntamiento.

Foto: Age Fotostock

16 / 30

Haro

La arquitecta de origen iraquí Zaha Hadid aplicó un vanguardista diseño en la bodega López de Heredia-Viña Tondonia.

Foto: Age Fotostock

17 / 30

La vendimia

Octubre y noviembre son los meses tradicionales de la recolección. Para preservar la calidad, el Consejo Regulador de la  D.O. Rioja limita la producción anual.

Foto: Age Fotostock

18 / 30

Monasterio de San Millán de Yuso

Este imponente recinto renacentista se erige en un valle a las afueras de San Millán de la Cogolla.

Gtres

19 / 30

Setas en Ezcaray, La Rioja

Aunque hay numerosos bosques en la Península en los que abundan las setas de calidad, en esta ocasión mencionamos esta pequeña localidad riojana que desde hace veinticuatro años celebra sus Jornadas Micológicas. En 2015 éstas van a tener lugar entre el 25 de octubre al 8 de noviembre y su programa incluye salidas en grupos organizados al monte para la recolección de setas que luego se clasifican y se exponen, degustaciones y propuestas gastronómicas a base de setas en los restaurantes de la población. Para ir calentando motores, desde ya mismo, se organizan en Ezcaray salidas para recolectar los preciados hongos, entre los que destaca el boletus edulis.

Gtres

20 / 30

Rioja alavesa

Entre la orilla norte del Ebro y la sierra Cantábrica se extiende esta región tapizada de viñedos en la que la tradición vinícola y los pueblos medievales se combinan con la arquitectura más vanguardista y los métodos más novedosos. La ruta discurre por el sur de la provincia de Álava y visita quince municipios cuya principal actividad es la elaboración del vino. Laguardia, capital de la Rioja alavesa, es parada ineludible en este paraíso de viñas, imprescindible la visita al pórtico de la iglesia de Santa María de los Reyes y a la Casa Palacio del fabulista Samaniego, hoy sede de la oficina de turismo. En el municipio de Laguardia se encuentra uno de los mejores ejemplos de arquitectura de vanguardia: Bodegas Ysios, cuyo edificio es obra de Santiago Calatrava. Cerca y en la localidad de Elciego se erige la Ciudad del Vino, formada por las bodegas históricas y el hotel vanguardista de Marqués de Riscal, obra del arquitecto canadiense Frank O. Gerhy. 

Gtres

21 / 30

Enoturismo en La Rioja

Una propuesta para gourmets, amantes del vino y del bienestar pues incluye un poco de todo. La Rioja es sinónimo de buen vino y en los últimos años alrededor de su afamado producto han crecido propuestas turísticas que ayudan su conocimiento y disfrute. Tras visitar un viñedo y su bodega –hay más de 80 donde se pueden probar distintas clases y calidades de vino– se impone una sesión en un spa para comprobar los beneficios de la vinoterapia. Como colofón a la jornada, una cena, por supuesto, a base de los afamados productos de la gastronomía riojana y regada con un buen Rioja.

Gtres

22 / 30

Ruta del Vino. Rioja y Rioja alavesa

Con vendimia empezada y los viñedos de un rojo encendido, el itinerario por esta reputada región vinícola de España se convierte en un auténtico festival para la vista y el paladar. El circuito parte de Haro, una de las más importantes localidades de La Rioja en lo que a vino se refiere, y sigue hacia Briones, con sus calles empedradas y sus casas solariegas, para luego dirigirse hacia Laguardia y Elciego en la Rioja alavesa. Durante el camino jalonado de grandes y pequeñas bodegas merece la pena ir deteniéndose en ellas para conocer lo mejor del mundo del vino y catar sus caldos.

GTRES

23 / 30

Los caminos del vino

Este itinerario riojano se detiene en pueblos de larga tradición vinícola. En la imagen, el castillo de Davalillo

AGE FOTOSTOCK

24 / 30

Logroño

El Camino de Santiago entra en la capital riojana salvando las aguas del río Ebro por el icónico Puente de Piedra.

FOTOTECA 9 X 12

25 / 30

Fusión arquitectónica

Haro alberga diversas bodegas que han apostado por la arquitectura contemporánea. López de Heredia Viña Tondonia, la más antigua de la ciudad, vincula las naves subterráneas horadadas en la roca, el edificio modernista original y la obra vanguardista de la arquitecta Zaha Hadid.

AGE FOTOSTOCK

26 / 30

Santo Domingo de la Calzada

Su plaza Mayor está rodeada de caserones blasonados, como el que acoge el Ayuntamiento.

AGE FOTOSTOCK

27 / 30

Santa María la Real

Este monasterio, fundado en el siglo XI, es el principal monumento de la ciudad de Nájera. Junto a bellos detalles artísticos del interior como el Retablo Mayor y el Panteón Real, destaca su delicado claustro de los Caballeros (s.  XVI), renacentista y profusamente decorado con filigranas platerescas en sus arcadas.

AGE FOTOSTOCK

28 / 30

Monasterio de Yuso (siglo XVI), en San Millán de la Cogolla

Mapa: BLAUSET

29 / 30

Etapas del viaje por La Rioja

1 Logroño. El recorrido por el casco viejo de la capital riojana descubre monumentos y tabernas de tapeo.
2 San Vicente de la Sonsierra. Sobre un cerro en la margen izquierda del Ebro, regala espléndidas vistas de La Rioja Alta.
3 Haro. Villa señorial y capital histórica del vino de Rioja. Reúne importantes bodegas, muchas excavadas en la roca.
4 Santo Domingo de la Calzada. Etapa destacada de la ruta jacobea, mantiene viva la memoria de su santo fundador.

HEMIS / GTRES

30 / 30

La Rioja

La Rioja concentra más de 500 bodegas y varios museos relacionados con el vino. Para conocer este paisaje excepcional y la cultura del vino hay que empezar primero por visitar el Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco, en Briones. Las actividades que se realizan en La Rioja en torno al vino son innumerables: deportes entre los viñedos, cursos de cata, alojamientos con programas enoturísticos, tratamientos de vinoterapia, etc.