Montañas Rocosas

1 / 30

Foto: MICHELE FALZONE / AWL IMAGES

1 / 30

Canadá

Siempre aparece en las listas de los países más amigables. Sus habitantes, además de amables y educados (siempre con una disculpa en la boca), hacen gala de un muy buen humor. Los canadienses son de lo más divertidos, de hecho ellos inventaron muchos de los programas de bromas de la tele. Lo mejor de elegir Canadá es que puedes repetir tantas veces como quieras, abarcarlo entero es prácticamente imposible.  Su inmensidad es perceptible sólo con echar un vistazo al mapa, quizá por ello es capaz de regalarnos lugares tan increíbles como Muskoka, en Ontario, las Montañas Rocosas de Alberta o el valle De Drumheller, entre muchos otros.

Foto: AP Images

2 / 30

Transcanadiense

La apoteosis de la ruta son sus últimos 1.000 kilómetros, cuando atraviesa las Montañas Rocosas, con extraordinarios parques nacionales. En la imagen aparece el lago Moraine —en el Valle de los Diez Picos—, ubicado dentro del Parque Nacional Banff, en Alberta. 

CV / 500PX

3 / 30

Parque Nacional Banff

El lago Moraine regala una magnífica vista del valle de los Diez Picos. Es uno de los enclaves estrella del primer parque nacional canadiense, fundado en 1885.

PETER VRUGGINK

4 / 30

Wells Gray

La cascada Helmcken es una de las 39 que pueden verse en este parque de la región de British Columbia, en la vertiente oeste de las Rocosas canadienses.

RYAN ENGSTROM

5 / 30

Lake Louise

Los indios stoney lo llamaban «lago de los pequeños peces». En 1902 fue incluido en el P. N. Banff.

HENRIK NILSSON

6 / 30

Fauna

El grizzly (en la imagen) y el alce son los emblemas de la cordillera. El uapiti o ciervo canadiense y el oso negro son fáciles de ver desde el coche.

FUSE / GETTY IMAGES

7 / 30

Monte Robson

Con 3.954 m, es el pico más alto de las Rocosas de Canadá. Una red de caminos recorre las zonas pantanosas y los bosques que se extienden en su base.

Mapa: BLAUSET

8 / 30

Parques únicos

1 Wells Gray. Tiene saltos de agua espectaculares.
2 Monte Robson. Es el pico más alto de las Rocosas canadienses, de 3.954 m.
3 Jasper. Es imprescindible visitar el lago Maligne.
4 Icefield Centre. Para saberlo todo sobre glaciares.
5 Banff. Lake Louise y el lago Moraine reúnen su paisaje más característico.
6 Yoho. El lago Emerald es especialmente bello.

GLOWING EARTH PHOTOGRAPHY / GETTY IMAGES

9 / 30

Lago Emerald

Es una de las joyas del Parque Nacional Yoho. Cuenta con un servicio de alquiler de canoas y un hotel.

AIISHA / DREAMSTIME

10 / 30

Cañón del Athabasca

Tras dejar atrás el campo de hielo Columbia, el río se encaja en un profundo desfiladero y después se precipita por una cascada espectacular.

11 / 30

Lago Louise. Canadá.

El Parque Nacional Banff, en el corazón de las Rocosas canadienses, tiene entre sus muchos atractivos el Lake Louise. Sus aguas de color azul lechoso, las paredes glaciares y los bosques que lo rodean forman una de las imágenes más bellas que se puedan contemplar. Sus dimensiones tampoco son desdeñables: 2,5 kilómetros de largo y 90 metros de profundidad. Cerca se halla el lago Morraine con sus aguas azul profundo y los magníficos paisajes del Valley of Ten Picks. 

MICHELE FALZONE / AWL IMAGES

12 / 30

P. N. Yoho

Los densos abetales se reflejan en el lago O’Hara, emplazado a los pies de picos que superan los 3.000 metros.

PETER ADAMS / AGE FOTOSTOCK

13 / 30

P. N. Jasper

Es el parque más extenso (10.878 km cuadrados) y de paisaje más variado de las Rocosas canadienses. En la foto, el lago Pyramid.

MICHELE FALZONE / AWL IMAGES

14 / 30

Cascadas Athabasca

Las aguas del glaciar Athabasca se desploman en un caudaloso salto de 23 metros dentro del parque Jasper.

VIDLER STEVE / AGE FOTOSTOCK

15 / 30

Icefield Centre

Caminar sobre el glaciar Athabasca y el campo de hielo Columbia es la gran atracción de este centro de visitantes.

DON JOHNSTON / AGE FOTOSTOCK

16 / 30

P. N. Banff

A lo largo de la Bow Valley Parkway, la carretera que une Lake Louis con Banff, se ven osos, ciervos y coyotes a primera y última hora del día sin salir del coche.

GAVIN HELLIER / AWL IMAGES

17 / 30

Lago Peyto

Desde el mirador del Bow Summit Lookout se distingue la silueta de oso de este lago del parque Banff.

HANS-PETER MERTEN / AGE FOTOSTOCK

18 / 30

Mirador de Morant

La promoción turística de Banff tuvo su mayor impulso a principios del siglo XX gracias a las fotografías que Nicholas Morant (1910-1990) realizó para la Canadian Pacific Railway. Hoy su nombre pervive en el valle de Bow, en Morant’s Curve, el punto donde se dice que capturó las impresionantes imágenes del tren trazando una curva, con el río al lado y los picos como telón de fondo.

MICHAEL WHEATLEY / CORBIS

19 / 30

P. N. Yoho

Menos visitado que Jasper y Banff, Yoho conserva enclaves mucho más salvajes. En la fotografía, los lagos O’Hara y Mary desde el altiplano de Opabin.

BERTRAND GARDEL / GTRES

20 / 30

Lago O’Hara

Emplazado a más de 2.000 metros, es uno de los más espectaculares de Yoho. Solo se permite acceder en autobús o a pie por un sendero de 12 kilómetros.

Mapa: BLAUSET

21 / 30

Parques de las Rocosas canadienses

1 P. N. Jasper. Es imprescindible recorrer el cañón Maligne, contemplar las cascadas Athabasca y subir en teléférico al monte Whistlers.

2 Icefield Centre. Aloja exposiciones sobre el origen de las Rocosas y organiza visitas al glaciar Athabasca en vehículos especiales.

3 P. N. Banff. La reserva más antigua de las Rocosas canadienses tiene dos lagos icónicos: Peyto y Moraine. La Bow Valley Parkway une Lake Louise y Banff.

4 P. N. Yoho. Sus máximos atractivos son las cascadas Takakkaw y los lagos Emerald, O’Hara y Oesa (este último se alcanza por un sendero).

5 P. N. Waterton. Magnífica reserva natural.

GAVIN HELLIER / AWL IMAGES

22 / 30

P. N. Banff

El mirador del lago Peyto es uno de los múltiples puntos panorámicos a los que se accede desde la Icefields Parkway, la carretera que conecta con el P.N. Jasper

WAYNE LYNCH / GETTY IMAGES

23 / 30

P. N. Jasper

El lobo gris es el gran depredador de las Rocosas, aunque estas montañas también son el hogar del coyote y el puma

HEBB CHRSITIAN / AGE FOTOSTOCK

24 / 30

Cañón Maligne

Este desfiladero del P. N. Jasper ofrece en invierno un aspecto encantado, con los muros y el suelo teñidos de blanco. Es una excursión sencilla desde Jasper

GAVIN HELLIER / AGE FOTOSTOCK

25 / 30

Icefields Parkway

Circula por encima de los 2.000 metros de altitud y comunica las poblaciones de Lake Louise y Jasper. Dividida por tramos, dispone de varios puntos de información

GAVIN HELLIER / AGE FOTOSTOCK

26 / 30

Lago Moraine

El gran espejo azul del lago Moraine, cerca de Lake Louise, es un enclave ineludible en la ruta de Jasper a Banff

WAYNE SIMPSON / CORBIS

27 / 30

Bow Valley Parkway

Los bosques que flanquean la carretera que conecta Banff con Lake Louise son el hábitat de varios tipos de cérvidos. El alce, el de más envergadura, es fácil de ver

MICHAEL WHEATLEY / GETTY IMAGES

28 / 30

Morant’s Curve

El tren en el valle de Bow es famosa por las numerosas imágenes panorámicas que le dedicó el fotógrafo Nicholas Morant a mediados del siglo XX

MICHAEL WHEATLEY / AGE FOTOSTOCK

29 / 30

Parque Nacional Yoho

El edificio de madera del Emerald Lodge es la única nota humana en medio del entorno salvaje del lago Emerald

Mapa: BLAUSET

30 / 30

Parques de las Rocosas

1 P. N. Jasper. La ciudad de Jasper es la base para realizar excursiones por el parque y para disfrutar de sus estaciones de esquí. El funicular Whistlers ofrece vistas memorables.

2 Cañón Maligne. Se llega por la Maligne Lake Drive, la carretera panorámica que conduce al lago del mismo nombre.

3 Icefield Centre. Es el centro de información del campo de hielo Columbia. Organiza salidas al glaciar Athabasca.

4 P. N. Banff. El gran parque de las Rocosas canadienses.

5 P. N. Yoho. Se accede desde la Trans-Canada Highway. Sus grandes iconos son el lago Emerald, el yacimiento de fósiles marinos Burgess Shale y los pináculos de Hoodo.