Patagonia

1 / 63

Foto: Ecocamp Patagonia

1 / 63

Ecocamp Patagonia

En plena Patagonia chilena, en medio de la nada, en el Parque Nacional de Torres del Paine, Ecocamp cuenta con unas vistas que encogen el corazón. En forma de domo o cúpula, este alojamiento se basa en los refugios del pueblo Kaweskar, que habitaba en la región. Son 100% sostenibles y tienen cero impacto sobre el medioambiente que lo rodea.

Foto: Gtres

2 / 63

Enero en Patagonia

Por Patagonia se conoce a una extensa región histórica en América del Sur que comparten Argentina y Chile con la Cordillera de los Andes por medio. Solo su nombre ya evoca aventura. Es tierra de exploradores, de naturaleza y paisajes sublimes, de esos que empequeñecen el alma de todo viajero. El glaciar Perito Moreno, el espectacular monte Fitz Roy, el fin del mundo en Ushuaia, o ya en la patagonia chilena, el fabuloso parque nacional Torres del Paine, Glaciar Pío XI (o Brüggen) o la capilla de Mármol e islotes del lago General Carrera, por ejemplo, son algunos de sus lugares más célebres. De noviembre a abril –el verano del hemisferio sur– el clima es más suave y facilita viajar a esta bella región.

3 / 63

Bahía Wulaia

Se trata de uno de los asentamientos más grandes de los nativos canoeros yámanas. También es famoso por que Charles Darwin desembarcó aquí en 1833 durante su viaje a bordo del HMS Beagle.

4 / 63

Cabo de Hornos

Hasta 1616 no se tenía conocimiento de lo que se ha considerado durante años el punto más meridional de América (aunque en realidad no lo sea). Se trata de una elevación de 425 metros de altura conocido como el Fin del Mundo y que fue declarado Reserva Mundial de la Biósfera en 2005.

5 / 63

De Punta Arenas a Ushuaia

Recorrer el Estrecho de Magallanes y el Canal del Beagle es el sueño de aquellos viajeros más exploradores. Existen diferentes rutas entre las ciudades de Punta Arenas y Ushuaia.

6 / 63

Avenida de Glaciares

Esta ristra de glaciares de marea desprendidos desde el campo de hielo de Darwin es, sin duda, uno de los tramos más espectaculares del canal Beagle. Rodeados de las montañas nevadas que los arropan, la mayor parte de los glaciares tienen nombres de países europeos en honor a los exploradores que realizaron los primeros mapas de la zona allá por el siglo XIX.

7 / 63

Elefantes marinos de la Bahía Ainsworth

Los elefantes marinos son uno de los animales más representativos de la Patagonia, cuya característica más reconocible, además de su enorme tamaño –pueden llegar a pesar 800 kilos–, es su particular trompa. Pasan la mayor parte de su vida en el mar, pero en una de las ocasiones que se acercan a la costa es cuando mudan de piel, como los ejemplares de la imagen.

8 / 63

Islotes Tuckers

Mediante pequeños botes es posible acercarse a estos islotes donde se puede ver de cerca a sus habitantes más ilustres, los pingüinos de Magallanes y los cormoranes. 

9 / 63

Una travesía única

Stella Australis es el único barco que surca las aguas del estrecho de Magallanes hasta el Cabo de Hornos, el mítico punto donde se juntan dos océanos, debido a las medidas de protección que rigen en esta Reserva Mundial de la Biosfera

Foto: José Alejandro Adamuz

10 / 63

Penal de Ushuaia (Ushuaia, Argentina)

El penal de Ushuaia fue el más austral del mundo; como si sus presos sufrieran doble encierro, el de los muros de la cárcel y el de la distancia geográfica: un paso más allá, solo la Antártida. Muchos de los delincuentes más peligrosos de Argentina acabaron encerrados en este penal entre 1904 y 1947. Tal vez el más famoso de ellos fue el Petiso Orejudo, mote de Cayetano Santos Godino, uno de los primeros asesinos en serie de Argentina. En él, también fueron encarcelados anarquistas y presos políticos. El antiguo edificio forma parte del complejo del Museo Marítimo y del Presidio de Ushuaia, una de las muchas atracciones turísticas al alcance de los viajeros que llegan hasta la ciudad habitada más austral del mundo, atraídos por la naturaleza salvaje de Tierra de Fuego.

Foto: José Alejandro Adamuz

11 / 63

Torres del Paine

El Parque Nacional Torres del Paine es uno de los más importantes de Chile y símbolo de la Patagonia chilena. Los circuitos O y W en Torres del Paine son uno de los más bellos en el mundo del senderismo, ya que presentan una gran variedad de entornos naturales que suman montañas, ríos, valles, lagos y glaciares. A esta belleza que parece sacada de otro mundo, o de otra época, se accede desde la población de Puerto Natales. Su acceso se puede realizar durante todo el año; pero en temporada baja, de mayo a septiembre, con la llega del invierno, cierran las instalaciones para acampar y algunas zonas del circuito O se convierten con nieve y hielo en muy exigentes para la práctica del senderismo.

Foto: Gtres

12 / 63

Monte Fitz Roy, Patagonia

Un monte que es uno de los símbolos de la Patagonia. Alcanza los 3.405 metros de altitud y está ubicado en el oriente del campo de hielo Patagónico Sur, en el límite entre la Argentina y Chile. Muchos montañeros salen de la población cercana de El Chaltén, provincia de Santa Cruz, Argentina, para alcanzar su cumbre siguiendo una de las caminatas más bellas del mundo. Desde el lado chileno, se alcanza partiendo de Villa O'Higgins. La senda es exigente a nivel físico; pero cuando se alcanza la cumbre, la maravilla de ver sus aristas rozando el cielo, junto al lago, sirve de pago a todo esfuerzo.

Foto: Dmitry Pichugin / Age Fotostock

13 / 63

Fitz Roy

Este pico de 3.405 metros es el emblema de los Andes más agrestes y salvajes. Desde El Chaltén parten itinerarios que se acercan a su base y también las rutas que suben a la cumbre.

Foto: Federico R. Grosso

14 / 63

Villa la Aangostura

La cascada de Santa Ana salta 50 metros entre rocas basálticas y helechos. Es uno de los mayores atractivos de esta localidad situada a 70 kilómetros de Bariloche.

Foto: Yann Arthus-Bertrand / Getty Images

15 / 63

Perito Moreno

Con un frente de 5 kilómetros de longitud y unos 60 metros de alto, el glaciar más famoso de la Patagonia vuelca sus hielos en el brazo sur del Lago Argentino.

Foto: Getty images

16 / 63

Experiencia en una estancia ganadera

La Patagonia está repleta de haciendas ganaderas, denominadas "estancias", que en los últimos años se han transformado en confortables alojamientos rurales. Emplazadas en enclaves de gran belleza, en medio de praderas con los Andes como telón de fondo y alejadas de las poblaciones, ofrecen mucho más que dormir bajo el cielo de la Patagonia. Las rutas a caballo, a pie y en vehículo todoterreno permiten explorar los alrededores, alcanzar lagos, contemplar ríos que bajan caudalosos de las montañas e incluso visitar abrigos rupestres. También resulta emocionante presenciar actividades propias del día a día de las fincas ganaderas, como la esquila, la yerra y la doma.

El apartado gastronómico constituye la otra gran baza de las haciendas patagónicas. De sus fogones salen delicias gastronómicas a base de carne de primerísima calidad, que van acompañadas de vinos de la región. Compartir la tradicional infusión de mate es un gesto de cortesía entre anfitriones y visitantes.   

La mayoría de las estancias deben su origen a los inmigrantes europeos que llegaron a finales del siglo XIX y principios del XX. Algunas se convirtieron en pequeños pueblos, con establos, viviendas para peones, escuela e incluso enfermería. En muchas la mansión del dueño o hacendado aún conserva el aire de lujo de antaño.

Foto: Kevin Read

17 / 63

San Carlos de Bariloche

Es la puerta de entrada al Parque Nacional Nahuel Huapi, en la región de los lagos.

Foto: Raphael Koerich / Age Fotostock

18 / 63

Puerto Pirámides

Grandes colonias de pingüinos y leones marinos habitan bajo los acantilados blancos que se alzan en este enclave del sur de Península Valdés. 

Foto: Age Fotostock

19 / 63

León marino

Estos animales, que pertenecen al grupo de los pinnípedos, son de los pocos mamíferos adaptados al medio acuático. Por lo general habitan aguas frías, por lo que bajo la piel tienen una capa de grasa que les ayuda a mantener la temperatura de su cuerpo.

Foto: Hilton Chen / Age Fotostock

20 / 63

Fitz Roy

Las excursiones a pie hasta la Laguna Torre y a la Laguna de los Tres regalan panorámicas sensacionales de las esbeltas cimas de granito.  

Foto: Age Fotostock

21 / 63

Ballena Franca

El hábitat de este cetáceo es exclusivamente el hemisferio sur. Puede llegar a medir unos 16 metros de largo aproximadamente y es uno de los animales más populares de los avistamientos en la Patagonia. La mejor época es durante el invierno del hemisferio sur.

Foto: Michael Runkel / Getty Images

22 / 63

Península Valdés

Puerto Madryn y Puerto Pirámides son los puntos de partida para explorar a pie, en vehículo o en barco esta zona de la Patagonia atlántica.

Foto: Age Fotostock

23 / 63

Cueva de las Manos

La Patagonia fue el hogar de uno de los grupos humanos más antiguos de América del Sur. Así lo revelan las pinturas rupestres halladas en las cuevas y farallones del Cañadón del Río Pinturas, en la provincia de Santa Cruz, a seis horas en coche del glaciar Perito Moreno. El sitio arqueológico Cueva de las Manos alberga el conjunto de pinturas más destacado, con 600 metros cubiertos de representaciones de animales, escenas de caza, negativos de manos y figuras abstractas. En 1941, el sacerdote Alberto M. de Agostini fue el primer hombre blanco en ver las pinturas, un momento que recogió en su libro Los Andes (1950) junto a descripciones y cuatro fotografías. En la Cuenca del Río Pinturas se localizan otros enclaves arqueológicos que ponen de manifiesto la presencia en la zona de una comunidad de cazadores recolectores hace 9.300 años. 

Foto: Getty Images

24 / 63

Pingüino de magallanes o patagónico

Se trata de una especie de pingüino propio de esta región: habita en el sur de Argentina y en las Islas Malvinas. No miden más de medio metro y sus condiciones físicas están adaptadas a las bajas temperaturas, que soportan gracias a una gruesa capa de grasa que envuelve su cuerpo y les permite mantener el calor. Cavan pequeñas cuevas a modo de nidos en las costas de la Patagonia, a donde vuelven cada año para la nueva puesta de los huevos.

Foto: Ed Norton / Getty Images

25 / 63

Senda de hielo

Las caminatas de un par de horas por el Perito Moreno permiten acercarse al fascinante mundo de los glaciares.

Foto: Gtres

26 / 63

Perito Moreno

El brazo del Perito Moreno en el momento en el que comienza a resquebrajarse.

Foto: Gtres

27 / 63

Perito Moreno

Inicio de la ruptura del brazo del glaciar Perito Moreno

Foto: Gtres

28 / 63

Perito Moreno

Caída del brazo del Perito Moreno

Foto: Gtres

29 / 63

Perito Moreno

Momento de la ruptura del brazo del glaciar Perito Moreno

Foto: GTRES

30 / 63

Pesca en Aisen

La región patagónica de Aisén está considerada como uno de los mejores destinos del mundo para la pesca deportiva. Este rincón del Chile más austral se diferencia del resto del territorio por sus bosques frondosos y tapizados de musgo y la abundancia de agua, con enormes lagos, ríos caudalosos, profundos fiordos, cascadas y glaciares. La carretera austral que conduce de Puerto Montt a Villa O’Higgins atraviesa toda esta región a lo largo de más de mil kilómetros.

Foto: GTRES

31 / 63

Glaciar Grey

Una magnífica propuesta cuando en el extremo sur de Chile se acerca la temporada estival es la visita al impresionante Glaciar Grey en el Parque Nacional Torres del Paine. Es el momento de acercarse hasta este coloso de hielo y apreciar la magnitud de este glaciar que forma parte de los Campos de Hielo Sur.

Gtres

32 / 63

Lago Argentino. Argentina.

Este gran lago del Parque Nacional de los Glaciares, situado en Patagonia argentina, contiene dos de las mayores atracciones naturales del planeta, los glaciares Perito Moreno y Upsala, y ambos vierten sus hielos en esta aguas. El Argentino es el mayor y más austral de los grandes lagos de Patagonia. En algunos puntos alcanza una profundidad de hasta 500 metros lo que lo convierte también en uno de los más profundos del mundo. En la ribera sur del lago se encuentra la ciudad de El Calafate, la base turística más habitual para la exploración de la región. 

Gtres

33 / 63

Los glaciares de Argentina

Agrupados bajo la figura del Parque Nacional de los Glaciares, el Perito Moreno, en la imagen, y el Upsala son dos de los 47 glaciares que contiene el Campo de Hielo Patagónico, la mayor superficie helada del planeta después de la Antártida. 

Gtres

34 / 63

Península Valdés

Situada en la costa atlántica (a 77 kilómetros de Puerto Madryn), esta reserva natural de 360 mil hectáreas es uno de los pocos lugares en el mundo donde observar gigantescas ballenas de cerca, lobos y elefantes marinos, pingüinos magallánicos, numerosas aves, guanacos y otras especies terrestres. 

Gtres

35 / 63

Monte Fritz Roy

En el norte del Parque Nacional Los Glaciares se erige este imponente cerro picudo de 3.405 metros junto al cerro Torre de 3.102, y ambos forman una de las estampas más bellas del parque. Se accede a esta zona de trekking desde la localidad de El Chaltén, fundada en 1985, la ciudad más joven de Argentina. 

Gtres

36 / 63

Glaciar Upsala

Esta gran muralla de hielo es uno de los glaciares más accesibles del conjunto patagónico. Sus 13 kilómetros de ancho y 53 kilómetros de extensión, con picos de hielo de hasta 40 metros de altura, hacen que su visión sea una de las experiencias más inolvidables que pueda uno imaginar.

Gtres

37 / 63

Parque Nacional Nahuel Huapi

Este gran lago situado en la zona del Neuquén, en el norte de Patagonia posee un intenso color azul, y distintas características y ecosistemas en cada uno de sus extremos. Aquí crecen los mejores bosques de arrayanes, bellos árboles de tronco retorcido y color castaño y anaranjado. Esta  zona se visita desde la población de San Carlos de Bariloche. 

Gtres

38 / 63

Lago Argentino

Para contemplar la inmensa extensión de hielo del Parque Nacional Los Glaciares es imprescindible realizar la travesía a través del lago Argentino. Es el más grande de Argentina y está formado por el cuerpo principal y diversos brazos: el del Upsala, el brazo Norte, el brazo Rico y el brazo Sur. Estos dos últimos se unen con la superficie principal del lago a través del Canal de los Témpanos, que pasa frente al glaciar Perito Moreno.

Gtres

39 / 63

Glaciar Perito Moreno

Es la visita estrella del Parque Nacional Los Glaciares y una de las visitas más impactantes del territorio. Forma parte de los 47 glaciares que contiene el Campo de Hielo Patagónico, la mayor superficie helada del planeta después de la Antártida. Se accede a través del lago Argentino: los barcos llegan cerca del glaciar donde se desembarca y tras un pequeño paseo se puede incluso pisar su superficie helada. Con un frente de 5 kilómetros y una altura de más de 60 metros sobre el nivel del agua, es conocido por los habituales procesos de ruptura de sus hielos. 

Gtres

40 / 63

El Calafate

Principal población de acceso a las montañas y glaciares que forman el Parque Nacional Los Glaciares, es un lugar encantador de casas de madera. La villa toma su nombre del pequeño arbusto «calafate», típico del sur de la Patagonia. 

Gtres

41 / 63

Ushuaia

La ciudad más austral del planeta, Ushuaia, «bahía mirando al poniente» en lengua yamana, es una ciudad dinámica con una amplia oferta de actividades al aire libre que abarca desde esquí y paseos en trineos de perros, hasta recorridos a bordo del Tren del Fin del Mundo en el Parque Nacional Tierra del Fuego y cruceros por el canal de Beagle.

Gtres

42 / 63

Canal Beagle y la Antártida

La navegación a través del canal entre bloques de hielo, con sus bahías e islotes bañados por aguas transparentes para avistar una increíble diversidad de fauna es una experiencia inolvidable. Hay excursiones diarias  que recorren el Cabo de Hornos, la Isla de los Estados, las Islas Bridge, Los Lobos, Los Pájaros y Faro Les Eclaireurs. Otra posibilidad fascinante y misteriosa es conocer la Antártida, en trayectos de ocho a diez días de duración. 

Gtres

43 / 63

Los grandes glaciares

Una de las visitas más impactantes en la Patagonia argentina es la del Perito Moreno. El acceso al glaciar ya es una gozada, atravesando los bosques patagónicos de ñires, lengas, notros y guindos y, tras dar la vuelta a la Curva de los Suspiros (qué nombre tan apropiado!) aparece la imponente pared de hielo del Perito Moreno con un frente de 5 kilómetros y una altura de más de 60 metros sobre el nivel del agua. Una vez allí, merece la pena vivir la experiencia de caminar sobre el hielo milenario con crampones y disfrutar de otra perspectiva de este maravilloso fenómeno natural. Además, las fechas navideñas, verano austral, son las más aconsejables para visitar la Patagonia argentina.

STEVE BOYDEN

44 / 63

Parque Nacional de Los Glaciares

El sector sur alberga el Perito Moreno, el más famoso de los 47 glaciares que hay en el parque. Una red de pasarelas y barcos se acercan a esta mole de 35 km de largo y 5 km de frente.

CHRISTIAN GOUPI / AGE FOTOSTOCK

45 / 63

El Calafate

Las haciendas ganaderas aparecen en el paisaje que se atraviesa camino de esta población, el acceso sur al P. N. de Los Glaciares.

COLIN MONTEATH / AGE FOTOSTOCK

46 / 63

Monte Fitz Roy

El sol tiñe de rojo las agujas más famosas del P. N. de Los Glaciares. Desde El Chaltén varias excursiones llevan hasta miradores panorámicos.

SETH RERENSNICK / CORBIS

47 / 63

Hielos australes

El Campo de Hielo Sur y los glaciares fueguinos abarcan una de las mayores áreas heladas del planeta. En la foto, la cueva del glaciar Alvear, a 26 km de Ushuaia.

GAVRIELJECAN / AGE FOTOSTOCK

48 / 63

Fauna patagónica

Durante la primavera y el verano austral hay muchas posibilidades de avistar algún cóndor, además de ver animales de la meseta como zorros, ciervos y guanacos.

NIGEL PAVITT / AWL IMAGES

49 / 63

Ushuaia

El puerto es un activo lugar de salida y llegada de barcos que recorren el Canal de Beagle hacia Chile o rumbo a la Antártida.

HOLGER LEUE / AGE FOTOSTOCK

50 / 63

Faro Les Éclaireurs

De once metros de altura y situado frente a las costas de Ushuaia, funciona desde 1920.