Picos de Europa

1 / 14

Foto: Turismo Asturias - Camilo Alonso

1 / 14

Río Sella

El Sella brota en los Picos de Europa leoneses, en un lugar llamado la "fuente del infierno", y entra en Asturias por el desfiladero de Los Beyos. Tiene una longitud de 66 kilómetros y desemboca en el mar Cantábrico. 

2 / 14

Picos de Europa. Asturias, Cantabria y Castilla y León

El veterano de los parques españoles abarca los tres macizos de los Picos de Europa y las cabeceras de los ríos Cares, Sella y Deva. Situados en un territorio de 64.600 hectáreas, en él se asientan doce pueblos de León, seis de Asturias y dos de Cantabria. Con cimas que alcanzan los 2.500 metros de altitud, entre ellos se hallan diferentes lagos glaciares de aguas cristalinas, profundas simas y altos riscos en los que habitan el rebeco, y tupidos bosques con corzos, lobos y osos.

rutadelcares.org

3 / 14

Ruta del Cares. España

La que seguramente es la senda más popular de los Picos de Europa discurre por la garganta del río Cares, entre la localidad asturiana de Puente Poncebos y la leonesa de Posada de Valdeón pasando por la de Caín, también leonesa. Antaño, esta ruta era la única comunicación entre ambos pueblos durante las nevadas de invierno. El recorrido a pie a través de este camino tallado en la roca que salva precipicios por puentes y pasarelas es realmente impresionante, son doce kilómetros rodeados de bosques y rocas afiladas que se puede realizar en cuatro horas a pie solo la ida, y ocho si se hace ida y vuelta.

Ruta del Cares

GAVIN HELLIER / AWL IMAGES

4 / 14

Reserva de la Biosfera

La Unesco reconoció el valor natural de los Picos de Europa en 2003, después de 85 años de haber sido declarado el primer parque nacional de España.

MASSIMO BORCHI / FOTOTECA 9 X 12

5 / 14

Cangas de Onís

El Puente Romano, de factura medieval, tiene su origen en la primitiva calzada romana.

GONZALO AZUMENDI / AGE FOTOSTOCK

6 / 14

Covadonga

El entorno de bosques y lagos del santuario fueron el origen del parque. La basílica se construyó en 1901.

RAFAEL MARTÍNEZ GUERRERO

7 / 14

Lagos de la Ercina y Enol

Situados a solo 12 km del santuario de Covadonga, son una zona de senderismo muy popular y accesible.

AGE FOTOSTOCK

8 / 14

Un refugio de fauna

Los bosques, prados, picos y desfiladeros son el hogar de los mamíferos y aves más representativos de
la Península Ibérica.

BILDAGENTUR HUBER / FOTOTECA 9 X 12

9 / 14

Pueblos montañeses

Bulnes, Tresviso y Sotres (fotografía) han vivido prácticamente aislados hasta hace pocas décadas.

JESÚS NICOLÁS SÁNCHEZ / AGE FOTOSTOCK

10 / 14

El Cares

Esta garganta separa el macizo Oeste y el Central. La ruta de ida y vuelta entre los pueblos de Poncebos y Caín dura 6 horas.

GONZALO AZUMENDI / AGE FOTOSTOCK

11 / 14

Potes

Con sus casas colgadas sobre el río Deva, esta localidad es una base excelente para conocer la comarca de La Liébana.

RAGA JOSE FUSTE / AGE FOTOSTOCK

12 / 14

Naranjo de Bulnes

Es el emblema del parque. Su singular silueta se divisa durante los recorridos por el macizo central.

Mapa: BLAUSET

13 / 14

Ruta por los tres macizos del parque

1 Cangas de Onís. Parada indispensable por el centro de visitantes del parque, el puente medieval y los comercios de productos regionales.
2 Covadonga. El santuario y los lagos de Enol y La Ercina son una maravilla natural. Existen numerosos senderos que recorren este sector.
3 Poncebos. Este pueblo es el origen de dos caminos históricos, el que sube al pueblo de Bulnes y el del desfiladero del Cares desde el norte.
4 Garganta del Cares. Un sendero de 8 km conecta Caín con Poncebos.
5 Potes. Lugar clave para conocer el valle de Liébana, acceder al teleférico de Fuente Dé y visitar el monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Gtres

14 / 14

A pie por los Picos de Europa

Algunas de las rutas más recomendables por este parque nacional y reserva de la biosfera rodean el pueblo de Bulnes, a los pies de su cima más alta, el Naranjo de Bulnes.