Sahara

1 / 8
Desde el Sahara hasta Sierra Nevada.  "El cielo protector", Paul Bowles

1 / 8

"El cielo protector", Paul Bowles

No es un libro de viajes. Pero es un libro para viajar. Además, lo escribe uno de los referentes entre los escritores nómadas, amigo de intelectutales y escritores como William Burroughs, Jack Kerouac o Truman Capote, y mítico personaje del Tánger más contracultural del S.XX. Paul Bowles hizo del desplazamiento su tema más recurrente y ahí están sus muchas crónicas viajeras para demostrarlo. La necesidad del desplazamiento nace en él por la conciencia que tiene de que el mundo es variado y diverso: “Si las gentes y su modo de vivir fueran iguales en todas partes no tendría mucho sentido desplazarse de un lugar a otro”. Y es, precisamente, esa perspectiva vital, la que mueve a sus personajes literarios, como a Kit y Port, la pareja protagonista de El cielo protector que viaja al desierto norteafricano del Sahara, y a sus propios desiertos interiores.

Desde el Sahara hasta Sierra Nevada. El Sahara es toda una aventura

2 / 8

El Sahara es toda una aventura

El joven piloto cumplió con su formación militar en Casablanca, Marruecos. Pero cuando parecía que su carrera como aviador estaba encarada, Saint-Exupéry se enamoró de una brillante y aristocrática joven, Louise de Vilmorina, por quien dejó la aviación. A la postre, la joven rompió con él por carta desde Biarritz. Siguieron años de aquí para allí sin saber muy bien cómo ganarse la vida, hasta que fue contratado por la Compañía Latécoère como piloto del correo junto a otras leyendas de la aviación. Cubrió la línea de Toulouse a Dakar, lo que le llevó a hacer escala varias veces en la ciudad de Alicante. Pero sin duda, el destinó que más le marcó fue el de jefe de la base aérea de Cabo Juby, en la zona meridional del protectorado español en Marruecos. Allí pasó 18 meses en contacto con la naturaleza del desierto, cumpliendo peligrosas misiones de rescate. De aquel tiempo dejó escrito que allí, “ni siquiera un silencio se parece a otro”. El cielo estrellado y la soledad del lugar le fascinaron.

Erg Chebbi, Marruecos

Foto: Gtres

3 / 8

Erg Chebbi, Marruecos

Imagina recorrer en camello las altas dunas, dormir en el desierto rodeado de kilómetros y kilómetros de silencio y bajo las estrellas. Imagina despertar y ver cómo con el sol la fina arena se va tiñendo de colores. En algunos lugares, las dunas del desierto de Erg Chebbi alcanzan hasta 150 metros de altura. Forma parte del Sáhara y se extiende desde Marruecos hasta Argelia. De forma sorprendente, en los inviernos lluviosos se forman algunos lagos en los que se concentran diferentes especies de aves migratorias.

GettyImages-628798244. Desierto de Sáhara

4 / 8

Desierto de Sáhara

Al sudeste de Marrakech se extiende el inmenso Sáhara, con sus dunas anaranjadas, punteadas por oasis y algún recinto fortificado (ksar). Recorrer el desierto es una experiencia inolvidable que permite conocer la forma de vida de los beduinos. Se organizan excursiones en todoterreno o a lomos de camello, durmiento en haimas o en hoteles del desierto.

N32-2342379. Uarzazat

5 / 8

Uarzazat

Con sus magníficos escenarios naturales y de cine, es punto de partida de las mejores rutas por el Gran Atlas, la última parada antes de las dunas y los fértiles oasis que salpican el Sáhara para aquellos que quieren internarse en el desierto. En la imagen, el ksar Aït Benhaddu.

Noche en el desierto

Gtres

6 / 8

Noche en el desierto

Una de las mejores experiencias que existen es dormir en mitad del desierto bajo un cielo inmensamente estrellado y rodeados del silencio más absoluto. A lomos de un camello o en un vehículo cuatro por cuatro, la excursión hasta las dunas de Merzouga es un preludio maravilloso a la velada que proponemos. Dunas de casi cien metros de altura y un horizonte de arena infinita rodean la pequeña tienda equipada con todas las comodidades y preparada para una cena bajo las estrellas en la que no faltará la tajine de cordero guisada con aceitunas, los dátiles y el té a la menta.

HEMIS 1725372. El Sahara

Gtres

7 / 8

El Sahara

En el sur de Túnez se extiende el inmenso mar de dunas del desierto habitado por tribus nómadas. En diciembre, en las ciudades de Douz y Tozeur se celebran dos festivales en los que se muestra su cultura, costumbres y tradiciones.  

HEMIS 0356692. Festival Internacional del Sahara

Gtres

8 / 8

Festival Internacional del Sahara

Del 25 al 27 de diciembre, se celebrará en Douz la 47ª edición de este festival en el que tienen lugar exhibiciones de caballos árabes, carreras de salukis -los galgos del norte de África-, y grandes espectáculos de música, danzas y poesía, ésta última celebrada con una apasionante competición.